Ir al contenido principal

Construyendo Relaciones Saludables

“El que anda con cojo, al año cojea” Refrán

“Dime con quién andas y te diré quién eres” Refrán

Sin temor a equivocarme  me atrevería a afirmar que todos en algún momento hemos escuchado una de estas frases. Algunos durante nuestro crecimiento, otros después de grandes,  pero seguro que alguien nos ha advertido o enseñado a través de una de ellas.

Estudios han demostrado que nuestra personalidad está definida por factores genéticos y por factores ambientales (influencias que recibimos del entorno en el cual nos desarrollamos). En algunos casos  esos factores actúan en nosotros en partes iguales (50% genes 50% entorno), en otros vemos personas que se revelan a su realidad y deciden ser  diferentes, pero en la mayoría de los casos el entorno le gana a los genes y tiene mucho que ver en lo que somos.

Una de mis profesoras del colegio, de esas que dan lecciones de vida que las inmortalizan en nuestros recuerdos (Gracias “Fifa”), solía decirnos entre una clase y otra,

“mis hijos, júntense con gente que les sume”

Aunque a simple vista esto pudiera parecer algo material, esas palabras tenían un fondo muy humano que me ha acompañado desde aquellos días, y han sido determinantes en mi éxito para hacer  buenas amistades y mantenerlas a través del tiempo. La profe  aclaraba,

“cuando yo digo que se junten con gente que le sume, no me refiero al aspecto económico. Júntese con gente que le sume conocimiento, que le sume buenas costumbres, que le sume valores, que usted aprenda de ellos y ellos de usted, desarrolle relaciones saludables”

Ella  fue mi maestra en tres ocasiones, y entre sus sermones este nunca se quedaba.  Por más teorías que se inventen para  desmentir este asunto, la vida me ha hecho creer mas en ello a través de las cosas que uno ve mientras crece.

De la misma forma que los mensajes subliminales crean en nosotros necesidades inexistentes a través de la publicidad, en nuestras relaciones sociales nos hacemos objeto de miles de mensajes de este tipo, que de manera inconsciente  van formando  nuestra personalidad y definiendo nuestro ser.

“Tus amigos son una extensión de ti mismo”

Si nos detenemos a pensar un rato sobre ¿Quiénes son nuestros amigos? ¿Por qué nos gusta estar con ellos? ¿Qué hemos aprendido de ellos? ¿Qué han aprendido de nosotros?... nos vamos a dar cuenta de que tenemos más semejanzas de las que imaginábamos, que en nuestras costumbres hay una que otra cosa que adoptamos de ellos y que de igual manera también en ellos hay algo de nosotros. Definitivamente, tal y como decía mi profesora y de acuerdo con las advertencias de nuestros padres hay que ser cuidadosos a la hora de seleccionar los amigos. Así como entra lo bueno también lo hace lo malo, la mayoría de las veces este es un proceso que se da de forma inconsciente y una vez ciertas costumbres pasan a formar parte de nuestros hábitos, es muy difícil dejarlas atrás.

Esto no es un llamado a hacer acepción de personas, estoy de acuerdo con que cada uno tiene algo bueno que enseñar (porque nadie es completamente malo) y también sé que las personas pueden cambiar, pero lamentablemente hay seres cuya vida es un lodo con el que queda embarrado todo el que se relaciona con ellos. Por lo tanto HAY QUE TENER CUIDADO.

Examine su entorno, vele por su integridad, júntese con gente que le sume y sume usted también a la vida de los otros.

Aprendamos a construír relaciones saludables.

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…