Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

Más allá de un lazo rosa

Octubre es el mes de la lucha contra el cáncer de mama. Centros comerciales, marcas de renombre, programas de televisión y hasta nosotros nos vestimos de rosa para apoyar y cooperar con la causa, pero hoy que se despide el mes de octubre, es bueno recordar que el cáncer de mama va más allá de un lazo rosa.


El cáncer de mama además de una enfermedad física, se convierte en un drama familiar que aflige a los que están cerca y lacera la autoestima de quien la padece. Una vez mi prima Maribel (superviviente de cáncer de mama) fue al banco mientras estaba en el proceso de quimioterapia, cubría su cabeza ya sin pelos con una gorra y el jefe de seguridad le pidió que se la retirara mientras estaba en la fila porque iba en contra de las medidas de seguridad, ella intentó explicarle pero él no entendía razón alguna y mi prima no tuvo otra opción que quitarse la gorra y enfrentar las miradas de quienes estaban allí. Unas curiosas, otras de lástima pero ambas muy duras de aceptar. Se humedeciero…

Lluvias que no son de bendición

"Lluvia cae sobre mí"♪canta mami en las mañana después de la oración."Que el  Señor derrame lluvias de bendiciones sobre ustedes",  dicen los pastores en la iglesia Es así como de repente relacionamos la lluvia con cosas positivas, el agua que cae del cielo para revivir las flores que la sequía había hecho desmayar, para restablecer la tierra árida, para refrescar el ambiente, quitar el polvo de las hojas y recuperar su verdor. Así clamamos al cielo que llueva sobre nuestras vidas y nos haga renacer cuando por una razón u otra parece que hemos perdido el norte. Pero a veces llueve tanto que solo nos queda buscar un lugar donde cobijarnos mientras contemplamos impotentes el agua arrasar con todo, de repente el más que recuperar el norte, nos toca verlo alejarse más y más y más…


Amo ser Isleña, vivir en una isla con una posición geográfica privilegiada para intercambios y negocios, con gente cálida, alegre y condescendiente; pero cada año pasa por un período de incert…

Conociendo la mujer de mi vida

En estos días una de mis amigas de facebook puso el siguiente estatus:  "No puedo ser la mujer de tu vida porque soy la mujer de la mía"  y me pregunto... ¿Cuantas más pueden decir lo mismo? Hace falta una autoestima sólida para hacer ese tipo de afirmación, y mi amiga pudo haber pasado por egoísta ante quienes no se detienen a leer entre lineas lo que quiso decir. Ella solo dejó en evidencia que sus niveles de amor propio deberían ser la envidia de muchas de las mujeres de hoy, que parecen funcionar únicamente de acuerdo a los deseos de "el hombre de su vida". 
Lo sé, es difícil cambiar de mentalidad cuando nos educan para prestar atención a todo el mundo antes que a nosotras mismas. Buena hija, buena esposa, buena amiga, buena madre.... y allá, en el fondo de la lista quizás aparezca algún apartado que diga buena contigo, y es justamente ese apartado el que te voy a invitar a rescatar mediante este post. 
Nos importa mucho lo que el otro piensa sobre nosotros, no…

Los colores del 12 de Octubre

Esta es una de esas notas que me invita a dar un viaje al pasado. diez o quince años atrás (decir eso me hace sentir vieja x_x), a los días del colegio cuando el tiempo en la fila se extendía por la conmemoración del día de la raza. Las muchachas del coro salíamos con el inolvidable profesor Contreras y su piano (pero ese equipo de sonido del colegio siempre estaba malo y solo nos escuchaban los que estaban delante). Los niños de pre-escolar se "embotellaban" un diálogo sobre Cristóbal Colón y sus compañeros el día del descubrimiento, los mas grandes preparaban dramas donde unos representaban idios, otros negros y los de piel mas clara eran los españoles. Al final todos tomados de la mano proclamaban ser hermanos a pesar de las diferencias. ¡Qué bonito! pero... ¿Nos tratamos verdaderamente como hermanos?



Ha pasado el tiempo, muchas cosas se han superado, pero otras parecen estar como un sello indeleble que va de generación en generación.  Es lamentable que en media isla donde…