Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

La nota discordante en las vacaciones de Semana Santa

"Nunca falta un pelo en el sancocho" dicen en lenguaje popular, y de hecho, así es. Estas mini-vacaciones planeadas por el universo, y la maravillosa insistencia de mi amiga, han sido un oasis en el desierto de estrés en que había convertido mi vida este ultimo mes. El mar, la brisa y la compañía de una familia muy agradable  ¿Que mas podía pedir? 

En nuestro primer día en la playa  el sol pareció tomarse el día libre y decidió no salir, pero el segundo día el panorama era simplemente bello. después del desayuno, mi amiga fue por su traje de baño para meterse al agua temprano, mi único objetivo era dejarme acariciar por la brisa y disfrutar de la vista, así que mis jeans doblados y mi blusa veraniega era el atuendo perfecto. No había casi nadie, ese juego de azules que empezaba claro y se iba oscureciendo a la distancia era solo para nosotras. Es de esos momentos en que piensas ¡Amo esta isla! Abres tu toalla en la arena y te deleitas con lo que esta a tu alrededor.



Mi amiga…

Lo que había detrás de la puerta

Desde hace ya un tiempo me he vuelto crítica de nuestro sistema, por enseñarnos que los buenos trabajos se consiguen estudiando y luego demostrarnos que aunque seas un superdotado sin contactos no hay buenos trabajos. Notas, reflexiones y una larga lista de indignación adornaban las conversaciones con amigos y conocidos en lo que al mundo laboral/profesional se refiere. Ya estaba harta de ser subempleada y emprendí la aventura de buscar el trabajo de mis sueños. 
He hecho muchísimas entrevistas de trabajo, tomado toda clase de tests psicológicos, ni hablar de los exámenes médicos, y se me han hecho las propuestas más alocadas y hasta ridículas que se puedan imaginar.  Cuando queremos lograr las cosas por nuestros propios méritos, el camino hacia la meta resulta largo, angosto y cargado de lecciones en cada tropiezo. Ya estaba cansada y un tanto resignada, hasta que un día a las 7:00 pm sonó el celular y la voz al otro lado del teléfono era de una compañía donde había dejado mi hoja d…

Para toda la vida

No, no voy a hablar de matrimonios, noviazgos o romances. Aunque “para toda la vida”  quisiéramos estar cerca de la persona amada, hoy contaré sobre un amor mayor. Un amor que supera la distancia, el tiempo, las ofensas, los malentendidos… Hablaré del amor de padres, ese que es realmente  para toda la vida. 


He vivido de cerca la emoción de los embarazos de amigas y los casos de familiares cercanos. La alegría de recibir la noticia, la maravillas y tormentos del embarazo, el esperado nacimiento, el primer diente, los primeros pasos, las primeras palabras y hasta las primeras travesuras (si, sé que he olvidado mencionar las malas noches, esa es la ventaja de ser la tía, solo nos toca lo bueno :p). Son unos años de magia que nunca caducarán. Ellos crecerán, algunos tomarán un camino que les llevará lejos de su casa,  para sus padres siempre serán los pequeños que con emoción cargaron en sus brazos aquel inolvidable día en que llegaron al mundo. Pero los hijos, a veces, no son conscient…

La versión humana de los tóxicos

Los tóxicos no siempre son químicos, a veces son personas con actitudes, expresiones o comportamientos contaminantes que pasan por nuestras vidas sin ninguna indicación de NO TOCAR¡CIUDADO! o NO PASE. De forma casi imperceptible se van involucrando con nosotros y si no los limitamos o cortamos a tiempo esa relación, terminamos convertidos en una de ellos cual víctima de un vampiro. 


Hace unos días estuve leyendo una nota en la versión digital del periódico El País que hacía referencia  a este tipo de personas como "personas víricas"  "Viven de vivir la vida de otros porque no les vale con la suya. Su vida es demasiado gris, aburrida o frustrante como para hablar de ella, así que destrozan todo lo que les rodea. No espere palabras de reconocimiento hacia los demás ni que hablen de forma positiva de nadie, porque el que a los demás les vaya bien, les potencia su frustración como personas. No saben competir si no es destruyendo al otro. Arrasan como Atila. Con estas pers…