Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Dejar ir...

Ella estaba sola tratando de mantener un negocio de familia, en los últimos años el joven había sido de gran ayuda. Hacía de vendedor, de encargado, llevaba inventarios, preparaba algunas fórmulas y hasta dormía allí. Ella le miraba con agradecimiento mientras él crecía en tamaño, aptitudes y actitud.  Tiempo después, él le solicitó unos minutos para conversar, tenía la misma serenidad de siempre pero en sus palabras había un aire de despedida. Quería ser maestro, le dijo, y ella entendió que era el final de una etapa. 
Él cuenta que la Sra. tomó una maleta, buscó un par de camisas nuevas y las puso en ella al tiempo que le decía:  - Me has sido de gran ayuda, pero no te puedo limitar
Y así fue como le dejó ir en busca de un futuro mejor, aún cuando esto significaba perder a su mejor ayudante. 

Esta semana leí en la prensa un artículo en el que los empresarios se quejaban de lo difícil que se les hace encontrar verdadero talento en el mar de titulados que tenemos en la actualidad. Se han …