Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Lo que nos queda

Recuerdo cuando era pequeña y hacía algunas proyecciones de mí hacia el futuro; independiente, realizada, madre soltera. Sí, madre soltera. Viniendo de una familia nuclear es muy extraño que hiciera ese tipo de conclusiones, pero así me veía yo. Han pasado los años, me he desengañado millones de veces del futuro, he descubierto y vivido cosas que nunca imaginé y también he  ido entendiendo aquellos sentimientos que tenía sin razón aparente.  
No fui la quinceañera que soñaba con vestirse de gala y bailar en un pasillo de fiesta con el chico más lindo que pudiera atraer, o que su mamá le pudiera conseguir. Me disfruté un montón la única fiesta de quince años a la que me dejaron ir (y me fueron a buscar exageradamente temprano jajaja) pero no era lo que quería para mí. Yo quería una laptop (que en aquel momento era casi tirar piedras a la luna), zapatos de punta, traje ejecutivo y comerme el mundo en una de esas reuniones de negocios. Se nota que no tenía idea de lo que en realidad pas…