Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Déjennos crecer!

Hace justo una semana estuve viendo Mona Lisa Smile y, aparte de darme cuenta de que quizás debo cambiar un poco mi forma de ver la vida en algunos aspectos (ese momento en que te das cuenta de que te pareces a la protagonista en algunas cosas y que ella "fracasa" por esas mismas cosas... es trágico x_x), encontré un interesante símil con la realidad en un tema que me viene molestando desde hace un tiempo. La gente y su insistencia en etiquetarte cual si fueras artículo de supermercado.

La esposa ejemplar, la amante insolente, la nerd de quien ningún tipo apuesto se va a enamorar. Al primer paso que das en algún proyecto aparece alguien que se siente en el derecho de proyectar el resto del camino y lanza hacia ti una sentencia con palabras rebuscadas y mirada de sabelotodo. 
- Tienes el estilo de fulano de tal
Si no tienes una autoestima suficientemente fuerte, te crees aquello y enfocas tu trabajo en cumplir con el perfil del personaje al cual se te ha sentenciado. Como si…

Un vergonzoso doce de octubre

Se supone que cada doce de octubre celebremos el "encuentro de dos mundos", que alegres busquemos disfraces de indios, españoles y africanos; nos agarremos de las manos y proclamemos ser hermanos. Tome unos minutos, piense en lo que significó para esta isla virgen, de personas que habitaban en armonía... En serio ¿ cree que debemos celebrar el "descubrimiento"?
"Desde que Don Cristóbal, el marinero  Puso los pies y descubrió la isla  Que mejor no la hubiese descubierto  Porque ha sufrido tanto desde entonces  Que parece que el diablo y no Jesús  Se entendió con Colón en ese aspecto." 


Pero digamos que decidimos recordar el pasado con distorsión positiva, que nos olvidemos de todo el daño que causaron aquellos españoles avariciosos, que olvidemos las muertes de los indígenas, los maltratos a los esclavos, que celebremos el idioma español que tanto defendemos, el catolicismo, nuestros nombres y apellidos, la civilización. ¿De verdad hemos aprendido a vivir en…

De regreso

Este año va demasiado rápido! Ha estado lleno de revoluciones, de rutinas que de repente parecen matar la inspiración pero, cual hijo pródigo, uno siempre encuentra el camino a casa. El camino al lápiz y el papel, a esos espacios sin prisas donde vivo entre vocales, consonantes y signos de puntuación. 

El verano me enseñó una cara de la vida que, más que algo diferente, ha abierto en mi mente un mundo de posibilidades que nunca siquiera me di el permiso de contemplar, todo pasó tan pronto que fue como ver servido tu chocolate favorito y que después de haber tomado el primer sorbo alguien se haya llevado la taza. Me he quedado con sed, inquieta y en cierto modo me resisto a regresar completamente a lo que fui. 


Este caso no es exclusivo de mi realidad, a muchos nos toca regresar sin querer y renacer de entre las cenizas, viviendo el día a día que dejaste, pero sintiéndote extraña en la rutina. De hecho siempre te habías sentido así, pero ahora sabes el porqué.  Quisieras doblar tus su…