Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

Críticas y comentarios, son bien recibidos

Desde  mi nota “Síndrome de la mujer caducada” (Febrero 2011), mi compañera de trabajo Julia Vargas no había vuelto a leer nada de mí  y pensó que yo paré de escribir. La verdad no me explico por qué  no le había comentado al respecto, así que para ponerla al corriente del asunto le mandé los enlaces del blog y de algunas notas por correo. Al día siguiente le pregunté si los había recibido y al final le dije “críticas y comentarios son bien recibidos” ella respondió: Ay! Me gusta ese tema!  En honor a la verdad era un comentario, pero me dio la idea de escribir esta nota. Gracias Julia ;)
En este siglo de “libertad” todo el mundo se siente con derecho a criticar (¡y lo tiene!),  hacemos  uso de este ante la primera  situación en que nos sentimos abusados . Criticamos los excesos del capitalismo, la peste de sistema político que nos gobierna,  el déficit intelectual de muchos profesionales, la mala distribución de los cargos en las empresas estatales, las exageraciones de la moda, la c…

Llover sobre mojado

A nadie le gusta que le repitan una y otra vez lo mismo. Recuerdo que me molestaba con mi mamá cuando ante una situación “X” ella insistía en darme la misma prédica de siempre, la expresión de “pocos amigos” se dibujaba en mi rostro casi de forma automática, pero no me quedaba otra opción que escuchar. Así mismo siento las conversaciones sobre violencia de género, por eso debo admitir que no me gusta escribir sobre ello, pero aunque resulte aburrido abordar el mismo tópico en repetidas ocasiones (la tercera vez en mi caso) la realidad de este país me ha hecho presa del tema. Aquí estoy, otra vez, lloviendo sobre mojado.
Me da miedo preguntarme hasta donde va a llegar esto, porque cada día los casos de mujeres asesinadas por sus parejas se superan entre ellos en horror. Cuando mi mente reclama indignada ¿Hasta cuándo? Basta leer algún periódico para que una tragedia me responda… hasta aquí,  un aquí que se hace perpetuo  cada mes, cada semana, cada día, a cada momento. Ya esto va en esc…

Del dicho al hecho...

La semana pasada estuve leyendo sobre el Grado de Liderazgo Emprendedor e Innovación (LEINN), un nuevo concepto educativo (Learning by doing) originado en la Tiimi Akademia, Centro de emprendimiento creado hace 20 años en la universidad finlandesa de Jyväskylä, adoptado hace tres años por la universidad de Mondragón en España, donde se creó la primera titulación que existe en el país en esa área. “No podemos seguir formando profesionales para el futuro con las mismas herramientas del pasado”Lander Beloki  decano de la facultad de Empresariales de la universidad de Mondragón. En este programa los estudiantes son emprendedores, los maestros son entrenadores, los proyectos son negocios reales, no hay calificaciones y se celebran los errores.  Confieso que mientras leía ¡me encantó! Incluso me dio un poco de envidia de los estudiantes que participan en el programa (me hubiera gustado tener una oportunidad así). Soy una de las que le ha tocado imaginarse una cosa en la universidad y toparse…

Cuando no obtuve lo que deseaba, gané lo que necesitaba.

Fórmula para alcanzar el éxito en la vida
Metas + estrategia + trabajo = Victoria
Así nos enseñan desde pequeñitos. Primero en la casa, lo refuerzan en la escuela y los catedráticos se encargan de pegarlo como un sello indeleble en el cerebro cuando estamos en la universidad. “Una vida sin propósito definido es una vida sin sentido”Repiten una y otra vez  los psicólogos en sus charlas de desarrollo personal y algunos ministros en sus sermones. En más de una ocasión hemos escuchado a “personas de éxito”  dar testimonio sobre la importancia de plantearse metas, diseñar una línea de tiempo para la consecución de cada objetivo  y trabajar sin cesar para alzarse con la victoria.  De esta forma hacemos un esquema de lo que según nuestras capacidades  queremos alcanzar.  Muchos se cansan y se distraen en el camino, no llegan a veces ni al primer escalón; otros trabajan enfocados, con dedicación, desarrollan sus capacidades, pero  aunque cumplen en el tiempo indicado los primeros objetivos  y …