Ir al contenido principal

Entradas

Peregrina sin brújula, por la montaña de rocas

Pensé que en Julio o Agosto escribiría una nota sobre veranos revolucionarios, sobre la maravillosa forma en que en este verano todo volvería a girar a mi favor y las piezas de esa revolución encajarían perfectamente en mi vida para dar inicio a un nuevo capítulo, uno que vendría cargado de todas las insertidumbres que trae lo nuevo pero que vendría tambien forado de seguridad para mí. El post estaba hecho y revisado, ideado para que fuera emocional y preciso... perfecto. Solo esperaba el aviso (la llamada, el mail, e mensaje de teléfono, lo que fuera) positivo para escribir mi hermosa carta de renuncia y recibir con los abrazos abiertos mi revolución segura pero, como el futuro tiene sus formas partculares de quebrarse a la mitad, el aviso llegó para decir que la elegida no había sido yo y una semana después recibí otro mensaje de mi jefe actual avisando que en seis semanas terminaba mi contrato. Les abía dicho que el futuro tiene sus formas particulares que quebrarse a la mitad, ve…
Entradas recientes

El arte de resignarse o cómo amar tu cabra

Quienes me siguen en redes sociales sabrán que me encanta eso que ahora llaman "quality time" con los sobrinos. Especialmente con mi sobrino de cariño, como él dice. El regalo más chulo que ha dado mi mejor amiga del colegio, mi hermana de otra madre. 
El caso es que el fin de semana pasado el clima nos jugó una de sus bromas y la salida que en principio era para una piscina terminó convirtiéndose en una visita al cine. Él estaba muy entusiasmado con la idea de ver "Mi Villano Favorito 3" y yo rogaba al señor que no fuera muy mala. Para mi sorpresa, fue bastante entretenida. 
En lo que el tema principal de la película se desarrollaba, una de las hijas de Gru (por favor, no me pregunten el nombre) tenía una obsesión con los unicornios y un señor le había dicho que si iba al bosque al día siguiente podría ver uno. Algo así como que las niñas de corazón inocente podían ver los unicornios que aparecían allí. Ella estaba feliz! Súper emocionada se fue a dormir temprano…

Abstract

Vivimos constantemente luchando con esa errónea concepción de la vida que nos dice que todo debe ir como una línea recta que siempre va en ascenso.  Cuando nos toca bajar en la curva de la campana que hace el sube y baja que realmente nos toca vivir, la frustración se sienta a nuestro lado y no deja lugar a la paciencia que necesitamos mientras dura el descenso. Tocamos fondo sin ninguna estrategia, pensando que la naturaleza se olvidó de nosotros y no que simplemente está siguiendo su curso. En nuestro refugio moderno para tiempos de ocio, Netfilx, encontré una serie que podría ser el pequeño destello de luz al final del túnel que nos dice que todavía hay esperanza, Abstact 


"People who believe in their dreams and create a live, a carreer, a name, a success"  Ya sé, ya sé. No les voy a salir con los cuentos típicos de coach de vida que pinta todo color de rosa mientras su propia vida es un asco. También imagino que estarán pensando ¿Qué rayos tiene que ver una serie de di…

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Oportunidades

Mi experiencia laboral formal inició en mayo 2007, en una empresa estatal donde conocí gente muy cálida y pasé casi cinco años de aprendizaje, cariño y mucha indignación al final. Para 2011 hacían ya dos años que me había graduado de la universidad, ya debía estar trabajando en otro lugar más relacionado con mi título universitario, pero me había quedado dormida en los laureles de la seguridad. De repente se abre una vacante en un área más relacionada con mi formación y hago el cambio para dar la bienvenida a un año que fue tortuoso, renovador y concluyente de una primera etapa personal y profesionalmente hablando.
La que en ese entonces fue mi jefa, una persona de comportamiento ético cuestionable, me acogió muy bien al principio porque entendía que yo le podía ser útil a sus propósitos, que no eran precisamente el bien de la empresa, pero cuando mis principios y la forma directa que tengo de decir las cosas chocaron con sus malas prácticas todo se volvió tan tenso que solo quedaron …

Siria y el amor al prójimo

Desde ayer en la noche empezaron a anunciar el ataque con armas químicas en Siria. En el momento en el que leí las noticias habían aproximadamente 100 personas muertas. Cuando me levanté esta mañana y empecé a revisar las redes sociales (Lo admito, me entero de lo que está pasando en el mundo incluso antes de lavarme los dientes) Facebook me dio los "buenos días" con la triste imagen de un padre que sostenía los cuerpos sin vida de sus gemelos. Los niños tenían uno o dos años, hermosos, indefensos, víctimas inocentes de una realidad de horror. 
Con todas las noticias de ataques terroristas, guerras civiles, bombas, refugiados... en vez de humanizarnos parece congelarse poco a poco el corazón, como si con cada foto que vemos se pierde un poco más la empatía, nuestra capacidad de ponernos en la piel del otro por un instante para identificarnos con sus sentimientos, con su dolor.  Comentaba el asunto con alguien que me decía: 
- Ah pero eso siempre se ha usado, lo que pasa es …

Creciendo

Mi sobrino tiene un año y medio. Es jo... hiperactivo como ustedes no se imaginan y esta semana se ha dado cuenta de que está creciendo. Estas chancletas (dicho en español dominicano) ya no le sirven y él simplemente no lo acepta. Caminando se puede golpear los dedos, hay que forzarlas para ajustar los cierres, incluso puede tropezar y caerse pero son sus favoritas, ya se ha acostumbrado a ellas y simplemente no las quiere dejar.





Él tiene otras más grandes, más confortables, a la nueva medida de su pie pero se resiste a usarlas. Tendrá que aprender que parte de vivir es entender que hemos crecido y que debemos cambiar de zapatos, de ropa, de escuela y de relaciones inclusive. En este punto los adultos nos comportamos exactamente igual que mi sobrino y preferimos cortarnos el pie, antes que cambiar el calzado.
En el entorno laboral, a veces, estamos mal pagados,  mal valorados, en ocasiones  las dos cosas y si no nos despiden no salimos de ahí. En el plano sentimental también se da …