Ir al contenido principal

Sacudir las Ilusiones

Según mi sabio aliado en la red "Wikipedia" una ilusión en una esperanza infuandada, cualquier distorsión de una percepción sensorial. La vida me ha enseñado que en el mundo real las ilusiones son una práctica un estilo de vida que muchos han adoptado, se han acomodado en el y de ahí nunca van a salir.

La casa de la barbie, la fiesta de quince años perfecta, el trabajo que siempre has querido, no se me puede quedar el príncipe azul (factor común en las ilusiones de muchas féminas) y claro está! la boda de tus sueños. Son solo una muestra de las cosas que generalmente se convierten en el norte de nuestras ilusiones (sí, aunque en este post las voy a invitar a sacudirse yo también he tenido mis momentos de ilusa). De la misma forma que aprendemos los modales, adoptamos hábitos y modismos propios del lugar donde nos toca crecer también aprendemos a soñar, nuestros padres y/o nuestro entorno fomenta en nosotros ilusiones a fin de hacernos creer que es posible un mañana mejor y luchemos para  construirlo. Ustedes dirán que no hay nada de malo en eso, al contrario se ve como algo positivo; el problema está en que hoy en día muchas personas más que luchar por materializar ilusiones se han acomodado a vivir en ellas y de ellas.

Yo estoy consciente de que en este mundo mientras estemos vivos cualquier cosa es posible (un presidente negro en EEUU, mujeres gobernando naciones, plebeyas convertidas en princesas, pasar de la clase mas baja en la pirámide social a la mas alta etc,)  pero me resisto a apoyar a aquellos que bajo esa consigna se han sentado a esperar que las cosas sucedan. Es cierto que a veces encontramos nuestro destino trabajando en cosas que nada tienen que ver con el mismo, pero quizás si no hubiéramos hecho esa labor "equivocada" el destino no habría llegado a nuestro encuentro, lo que comprueba que definitivamente los milagros no son para vagos.

Se vale soñar pero siempre conscientes de nuestra realidad "con los pies en la tierra y la cabeza en las estrellas", primero porque la forma mas lógica de planear nuestro futuro es con la base en lo que tenemos hoy  y segundo porque el que no tiene sueños por cumplir difícilmente puede cambiar su realidad. Pero como todo en la vida hay ilusiones que están reservadas para el infinito, que solo tienen lugar en hollywood y que cuando nos aferramos a ellas resultan ser perjudiciales para nuestra vida actual, para nuestro futuro y para el de otras personas (porque de alguna forma siempre tenemos influencia sobre otras vidas) y cuando eso pasa hay que sacudirse.

Cuando una relación no funciona hay que reconocerlo, sacudir las ilusiones, cerrar el capítulo y buscar páginas en blanco para escribir otra historia. Si los recursos económicos no dan para celebrar como siempre has querido, cambia de plan y busca la forma de pasarla bien pero no desperdicies tiempo y ahorres alegría cayendo en depresión por lo que no pudiste hacer. En la lucha por conseguir el que creemos el "trabajo de nuestros sueños" tomamos todo tipo de cursos, aplicamos una y otra vez, buscamos contactos en el área y nada, pero puede ser que el verdadero trabajo de tus sueños esté en otro lugar y por aferrarte a una ilusión solo pases de una decepción a otra porque simplemente eso no es lo tuyo.

Deja volar tu imaginación, sueña y lucha por materializar tus sueños, abre tu mente y corazón a las ilusiones (no hay una cosa mas bonita y con mas luz que la mirada y la sonrisa de un rostro ilusionado), pero si las cosas no funcionan

Sacúdete

 A veces Dios tienen reservado para nosotros cosas mejores que las que hemos soñado ;-)  

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…