Ir al contenido principal

La Oportunidad de Ganar Experiencia

Creo que de las notas  que he escrito este es uno de los temas con el que más me  identifico porque es una realidad que con cada amanecer me reta a mantenerme en la lucha hasta que algún día logre conquistar esta guerra que nos corona llenándonos de responsabilidades.

“Los niños son el futuro”  dicen los políticos en la TV, los maestros en la escuela y nuestros padres en la casa.  Bajo esta premisa nos alientan a dar lo mejor de nosotros, a pasar de curso,  cumplir las labores, completar estudios extracurriculares etc. Con la promesa de que cuando eres honesto, te esfuerzas lo suficiente y das lo mejor de ti en las actividades que realizas, tienes la garantía de conseguir un buen trabajo (buen salario, buen paquete de beneficios etc.) que aseguren una vida digna para ti y para tu familia.

Sales del bachillerato con la cabeza repleta de sueños, muchas veces indeciso/a sobre la carrera que vas a estudiar pero con la convicción de que una vez hagas la decisión, te aplicarás en ello para sobresalir por tus talentos (no por  hacer “bulto”, amiguismo o algún tipo de favor especial) e insertarte con éxito en el mercado laboral en algún puesto que te permita ir sentando las bases de tu vida adulta y que te dé la independencia económica que demanda esta nueva etapa de la vida. Hay quienes tienen la suerte de encontrar empleo mientras estudian relacionado con su área profesional, a medida que van avanzando en la universidad van escalando posiciones en la empresa y/o institución y cuando se gradúan es más fácil completar su desarrollo profesional en la práctica a través del trabajo. Cuando decides dedicarte cien por ciento a estudiar para buscar empleo después de graduarte, la historia es diferente.

Este es el país de las “cuñas” y los “enllaves”  (Juan tiene una “cuña” en tal sitio o está “ellavado” con fulano) y el profesional recién graduado sin experiencia laboral que no tiene una de estas herramientas debe apelar a un buen samaritano que le dé la oportunidad de ganar experiencia. En cada anuncio clasificado, por sencillo que sea el empleo  requieren una experiencia mínima de dos años. Y es cuando uno dice ¿Cómo rayos voy a ganar experiencia  en un medio donde nadie quiere hacer inversión en capacitación o simplemente entienden que emplear inexpertos más que una oportunidad de descubrir nuevos talentos es un riesgo de echar a perder lo que ya se ha logrado? Inevitablemente la realidad empuja a la gente a recurrir al tío, al político o al conocido que te busque un puesto en lo que sea porque a estas alturas ya necesitas producir dinero.

De ahí viene el caos ocupacional – profesional que tenemos hoy en nuestro país, donde algunos terminamos siendo profesionales en áreas totalmente divorciadas de lo que estudiamos en la universidad, otros sin siguiera terminar una licenciatura devengan sueldos de lujo y personas que a pesar de tener estudios de grado, post-grado y hasta alguna especialidad completada deben dividirse entre dos y tres trabajos para poder llevar una vida digna.

Puede sonar un poco cruel o negativo, pero creo que debemos cambiar el discurso con los niños para evitar un futuro de adultos frustrados. Invitar a nuestros pequeños a soñar con un futuro brillante aterrizando sus pies en una realidad en la que hay que luchar por las oportunidades, en la que a veces hay que ser “vivos” para conseguir los puestos e inteligentes para mantenerlos, en la que la honestidad es un valor moral importante pero donde reina el desorden puede hacer más largo el camino hacia el desarrollo porque paradójicamente  la vida a veces parece ser injusta con aquellos que aman la justicia, pero aún así VALE LA PENA ACTUAR DE FORMA CORRECTA.

Tengo cuatro años en el mundo laboral, sin querer me he hecho profesional de la salud y aún sigo buscando la oportunidad de ganar experiencia en mi verdadera profesión. La que un  día soñé y que con sacrificio y disciplina terminé en el tiempo requerido. Sé que tarde o temprano voy a tener mi chance, pero aún así sueño con el día en el que en mi querida mitad de isla el éxito de las personas dependa de su trabajo, conocimientos y capacidades, sueño con el día en el que exista un sistema que funcione para insertar en el mundo laboral a los nuevos profesionales sin que estos se vean en la necesidad de recurrir a “cuñas” o “enllaves”  de cualquier tipo que terminan mal ubicando las personas, desperdiciando talentos y limitando nuestro desarrollo como nación.

Entradas populares de este blog

La virtud de no encajar

Durante mucho tiempo pensé que lo ideal era ser parte de un grupo, incluir ciertas practicas en mis hábitos como norma de lo socialmente correcto: Bordar, celebrar una linda fiesta a los 15, hacerme novia de un joven valeroso a los "20 y pocos" y formar una familia normalita a los "20 y largos". Pero a medida que fui creciendo y conociendo, mi parecer ante estas cosas fue cambiando... y qué bueno! 
Sorry mommy, I'm not that kind of girl.  "Hay un tipo de persona que no encaja, pero también están aquellas que se resisten a encajar" (en ese segundo grupo me encuentran a mí ;))  Recuerdo con ilusión la primera fiesta de 15 años a la que me dejaron ir (eso si, mi papá me fue a buscar tempranísimo! :s) Era el cumpleaños de una de mis mejores amigas, todavía lo es, y yo estaba emocionada y feliz de verla tan linda y compartir con todo el grupo, ese mismo día me di cuenta que prefería ser invitada que festejada y no dejé a mi mamá organizarme fiesta de cumpl…

Hablemos del respeto

La belleza de hablar, más que pronunciar bien y utilizar palabras rebuscadas, está en honrar con hechos cada palabra que sale de nuestra boca. Hoy hablaré del respeto. La frecuencia con que utilizamos el término y la poca correspondencia que tiene, en algunos casos, con la realidad.   "El respeto es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo. El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única". Wikipedia



Este es de los términos que adornan las paredes de las aulas de educación primaria en el muro donde se escriben los valores. Respeta a tus mayores, a tus profesores, tus superiores.... pero ¿Qué hay del respeto por uno mismo? Nadie puede dar lo que no tiene, si primero no nos respetamos a nosotros mismos lo que vamos a sentir por los demás es miedo, no respeto. 
No le grito a mi madre por miedo al castigo, no…

Goodbye 2017

Que soy suficiente. Que lo mejor es que la vida pase como le de la gana. Que a veces eres tan suertuda que te toca ver cómo se cae de cabeza quien tiró la cáscara para que resbales en la vida. Que estoy felizmente cansada. Que el futuro es retante y me emociona más de lo que me asusta. Que no llega nunca la edad en la que uno por fin entiende lo que en realidad quiere en la vida y al final la opción es acomodarse en la realidad menos jodida (aparecerán seres excesivamente positivos que me dirán que no es así, pero tendré que comprobarlo en carne propia para cambiar de opinión).
Todo eso he aprendido...




Hace cuatro años de la última vez que diciembre me encontró feliz de estar estresada, agradecida de las vueltas que da la vida y con la ilusión de enfrentar expectativas muy altas sin temor a no poder cumplir, no porque me crea super poderosa sino porque sé que puedo salir del fondo si me tocara volver  caer.

No tengo metas, porque lo que mejor me ha funcionado es cuando la vida toma el cur…