Ir al contenido principal

La Oportunidad de Ganar Experiencia

Creo que de las notas  que he escrito este es uno de los temas con el que más me  identifico porque es una realidad que con cada amanecer me reta a mantenerme en la lucha hasta que algún día logre conquistar esta guerra que nos corona llenándonos de responsabilidades.

“Los niños son el futuro”  dicen los políticos en la TV, los maestros en la escuela y nuestros padres en la casa.  Bajo esta premisa nos alientan a dar lo mejor de nosotros, a pasar de curso,  cumplir las labores, completar estudios extracurriculares etc. Con la promesa de que cuando eres honesto, te esfuerzas lo suficiente y das lo mejor de ti en las actividades que realizas, tienes la garantía de conseguir un buen trabajo (buen salario, buen paquete de beneficios etc.) que aseguren una vida digna para ti y para tu familia.

Sales del bachillerato con la cabeza repleta de sueños, muchas veces indeciso/a sobre la carrera que vas a estudiar pero con la convicción de que una vez hagas la decisión, te aplicarás en ello para sobresalir por tus talentos (no por  hacer “bulto”, amiguismo o algún tipo de favor especial) e insertarte con éxito en el mercado laboral en algún puesto que te permita ir sentando las bases de tu vida adulta y que te dé la independencia económica que demanda esta nueva etapa de la vida. Hay quienes tienen la suerte de encontrar empleo mientras estudian relacionado con su área profesional, a medida que van avanzando en la universidad van escalando posiciones en la empresa y/o institución y cuando se gradúan es más fácil completar su desarrollo profesional en la práctica a través del trabajo. Cuando decides dedicarte cien por ciento a estudiar para buscar empleo después de graduarte, la historia es diferente.

Este es el país de las “cuñas” y los “enllaves”  (Juan tiene una “cuña” en tal sitio o está “ellavado” con fulano) y el profesional recién graduado sin experiencia laboral que no tiene una de estas herramientas debe apelar a un buen samaritano que le dé la oportunidad de ganar experiencia. En cada anuncio clasificado, por sencillo que sea el empleo  requieren una experiencia mínima de dos años. Y es cuando uno dice ¿Cómo rayos voy a ganar experiencia  en un medio donde nadie quiere hacer inversión en capacitación o simplemente entienden que emplear inexpertos más que una oportunidad de descubrir nuevos talentos es un riesgo de echar a perder lo que ya se ha logrado? Inevitablemente la realidad empuja a la gente a recurrir al tío, al político o al conocido que te busque un puesto en lo que sea porque a estas alturas ya necesitas producir dinero.

De ahí viene el caos ocupacional – profesional que tenemos hoy en nuestro país, donde algunos terminamos siendo profesionales en áreas totalmente divorciadas de lo que estudiamos en la universidad, otros sin siguiera terminar una licenciatura devengan sueldos de lujo y personas que a pesar de tener estudios de grado, post-grado y hasta alguna especialidad completada deben dividirse entre dos y tres trabajos para poder llevar una vida digna.

Puede sonar un poco cruel o negativo, pero creo que debemos cambiar el discurso con los niños para evitar un futuro de adultos frustrados. Invitar a nuestros pequeños a soñar con un futuro brillante aterrizando sus pies en una realidad en la que hay que luchar por las oportunidades, en la que a veces hay que ser “vivos” para conseguir los puestos e inteligentes para mantenerlos, en la que la honestidad es un valor moral importante pero donde reina el desorden puede hacer más largo el camino hacia el desarrollo porque paradójicamente  la vida a veces parece ser injusta con aquellos que aman la justicia, pero aún así VALE LA PENA ACTUAR DE FORMA CORRECTA.

Tengo cuatro años en el mundo laboral, sin querer me he hecho profesional de la salud y aún sigo buscando la oportunidad de ganar experiencia en mi verdadera profesión. La que un  día soñé y que con sacrificio y disciplina terminé en el tiempo requerido. Sé que tarde o temprano voy a tener mi chance, pero aún así sueño con el día en el que en mi querida mitad de isla el éxito de las personas dependa de su trabajo, conocimientos y capacidades, sueño con el día en el que exista un sistema que funcione para insertar en el mundo laboral a los nuevos profesionales sin que estos se vean en la necesidad de recurrir a “cuñas” o “enllaves”  de cualquier tipo que terminan mal ubicando las personas, desperdiciando talentos y limitando nuestro desarrollo como nación.

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…