Ir al contenido principal

El Problema de los BC's

Recuerdan cuando éramos pequeños  y lo más moderno que había en la casa era una TV con control remoto? (por lo menos en la mía era así) esos días en que nos matábamos para ir corriendo a contestar el teléfono y hablar con la tía de NY, aquello era un milagro de la tecnología. ¿Quién nos iba a decir que  aparecería un aparatito que se convertiría en algo así como una extensión de  nuestra mano (porque literalmente uno no lo suelta) que nos colocaría a una tecla de distancia de familiares, amigos y conocidos  sin importar el lugar del mundo donde se encuentren? Sí, hablo de nuestras muy queridas BlackBerrys.

Gemini, Javelin, Bold, Storm…  no importa el modelo, se han vuelto más populares que los Motorola V60 en su época, o aquella fiebre de los Sony Erickson ¿se acuerdan?  Esos celulares  con pantallas a color y jueguitos chulos eran lo último!

Pero con la bendición del las BB hemos recibido la maldición de los BC (Broadcast), en español “mensajes de difusión”.  Son una ventaja para no tener que escribir un mensaje tantas veces como contactos  a quienes lo queremos comunicar,  escribes tu mensaje, elijes los contactos y  como por arte de magia  matas todas las palomas de un tiro. Pero nunca falta esa persona a la que se le olvida que para todo existe un código de uso  y creen que los BC son para contar cuanto disparate pase por sus cabezas. He aquí algunos ejemplos.


Recuerdo un día, de esos en que no trabajas y apagas la alarma del reloj para levantarte un poco más tarde. A las 5:00 am. Una graciosa (por no decirle otra cosa) me mandó un BC que decía que los ronquidos de su esposo no la dejaban dormir, cuando yo leí eso  (porque la lucecita del cell me despertó) pensé “Y A MI QUE ME IMPORTA!!”

Otro día aparece un desequilibrado sentimental  que por cada cambio en su estado de ánimo manda un BC, por otro lado está el “sin oficio” que se pasa el  día mandando BC de chistes tontos. El fin es que ya estoy que cuando veo las letras moradas cierro la conversación sin leerla.

Pensarán que soy masoquista por no borrarlos (muerto el perro se acaba la rabia), pero algunos de esos contactos son personas con las que por una razón una otra en algún momento me tengo que comunicar  y no queda otra opción más que decirles que  sus BCs no son gratos (por lo que he sido catalogada de odiosa en su momento).

Hasta en eso se pone en evidencia nuestro nivel de educación. Agradezcamos el ingenio de quienes nos han permitido disfrutar de las comodidades de la vida moderna (se imaginan que todavía dependiéramos de INPOSDOM para comunicarnos con los que están fuera? :/)  pero tratemos de no caer en el colmo del fastidio al abusar de las facilidades que nos ofrecen esos aparatitos.

Hasta la próxima!  

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…