Ir al contenido principal

Lo Que Aprendí de Steve

Se  ha dicho tanto de Steve Jobs en estos días que  escribir sobre él  pudiera dar la impresión de “llover sobre mojado” pero, aunque quizás me retrasé un poco, quisiera compartir en algunos párrafos  mi reflexión sobre algunas lecciones que nos dio la vida de este  señor.

Sin ánimos de fanatismo debemos reconocer que  el mundo de la tecnología y las telecomunicaciones siempre será recordado por los aparatos que Apple (compañía que creó y dirigió Steve Jobs) lanzó al mercado, haciendo nuestra vida más práctica y hasta más estilizada (y dígame si no ha deseado alguna vez tener siquiera un Ipod? Porque  yo soy de las que cuando me pienso con una Mac rosada en mi escritorio sonrío sola jejeje). Dado que mis conocimientos  en tecnología son “un poco” limitados, no voy a dar detalles sobre los aparatos porque, aparte de sonar fastidiosa y repetitiva, podría dar una buena “metida de pata”.

Recuerdo que aproximadamente dos meses antes de morir Steve Jobs sorprendió al mundo anunciando su retiro de Apple,  en una emotiva comunicación  dirigida a ejecutivos y empleados de la compañía, especificaba que por cuestiones de salud ya no podía continuar desempeñándose como CEO.

“Al consejo de administración de Apple y a su comunidad:
Siempre he pensado que si algún día no pudiese continuar mi trabajo como CEO de Apple vosotros seriáis los primeros en enteraros. Desafortunadamente, el día ha llegado.
Dimito como CEO de Apple pero hemos iniciado el plan de sucesión y Tim Cook ocupará mi puesto.
Creo que los días más brillantes de Apple están por llegar y yo voy a contribuir a que esto ocurra ocupando un nuevo papel.
He hecho algunos de los mejores amigos de mi vida en Apple y quiero agradeceros todos estos años de trabajo junto a vosotros.
Steve”

 Al tiempo que se despedía, preparaba el ambiente para que la persona que se quedaba en el puesto lo pudiera asumir sin mayores contratiempos. Esto debe servir de ejemplo a los líderes de estructuras políticas, empresariales y religiosas que en la mayoría de los casos no preparan a nadie para suceder al jefe principal, y cuando mueren, se arma un "rollo" que muchas veces termina por deshacer la estructura.

Entiendo que levantar una institución de cualquier naturaleza cuesta, nos cuesta en lo económico,  en lo personal, en lo familiar… pero hay que cuidarse de que el liderazgo nos haga olvidar nuestra fragilidad como humanos. El paso por este mundo es pasajero y para que lo que con esfuerzo hemos creado, sobreviva en el  tiempo, estamos en el deber de preparar sucesores. ¿Recuerdan que el PRSC solía ser un partido mayoritario en RD? Balaguer no compartió su gloria con nadie y junto con su cadáver enterraron también la popularidad del partido.

Otra buena lección de Jobs que convendría recordar, la encontramos en un mensaje que dio en la ceremonia de graduación de una de las mejores universidades del mundo (Stanford University 2005).  Adoptado por una pareja de clase obrera, desertor universitario, expulsado de la compañía que él mismo había creado... aún así, no solo logró el éxito como empresario y desarrollador de nuevas tecnologías, sino que con su trabajo le ha cambiado la vida a millones de personas alrededor del mundo y causando una gran conmoción por su muerte.

Trabajar, creer en lo que hacemos, ocuparnos en lo que nos apasiona… grandes cosas pueden ser posible.  Era el mensaje principal entre una historia y otra.

El explicaba, que al momento de tomar una iniciativa lo hacía porque le parecía interesante, porque le gustaba,  pero solo mirando en retrospectiva se dio cuenta de que cada paso y/o tropiezo  que se había registrado en su historia de vida era un punto que formaba su gran proyecto.

“ojalá nosotros también pudiéramos mirar el pasado y visualizar una gran estructura fruto de muestras iniciativas, y por qué no? Fruto de las decisiones que tomamos luego de tropezar ;) ”

Vale puntualizar en que todo fue gracias a sus iniciativas, a la acción.  Ante las desventuras de la vida muchos se echan a llorar eternamente, si no accionamos nunca vamos a ver resultado, por lo menos no en nosotros.

Han salido por ahí unas fotografías y frases diciendo que todo el mundo llora la muerte de Jobs y nadie llora por los que mueren de hambre en África, lo que considero una comparación absurda y hasta un poco envidiosa.  Al Cesar lo del Cesar!  Siempre que oro  pido por que se solucionen los conflictos tribales que impiden que llegue la ayuda de las organizaciones humanitarias a quienes se deshacen por el hambre  en el cuerno de África,  pero no por eso voy a dejar de reconocer los méritos a quien se los ganó a fuerza de trabajar y defender su ideal (cosa escasa en estos días).

RIP Steve Jobs   

Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…