Ir al contenido principal

Llegó Navidad!!

Brisa fresca, noches iluminadas de colores intermitentes que cambian el look a la ciudad, Aguinaldos, juntaderas, alegría... Llegó Navidad señores! :) 

Esta es una fecha muy comercial, si uno se lleva de la publicidad y de los comentarios de gente que cree que va a llenar el vacío de su corazón con regalos, fácilmente termina con tremenda deuda para el año que todavía no llega. A pesar de todo, por una razón o por la otra,  somos mas felices en navidad.

Pudiera hablar del significado de la navidad, la historia, la importancia de permitir al niño Jesús nacer en nuestro corazón cada día... pero voy a dejar esa tareita a la iglesia y  los programas especiales de navidad (algunos bien interesantes que a parte del valor religioso hacen un aporte cultural importante a nuestro disco duro natural). En esta oportunidad quiero simplemente explicar lo que me hace feliz de la navidad, por lo que espero con ansias cada diciembre.

  • Familia: Varias veces he mencionado lo importante que es para mí, los que tenemos familias grandes sabemos que de la misma forma que a veces se pueden producir grandes líos, cuando estamos juntos la alegría también es grande. El serio, el político, el loco, el osado, el que todo le da lo mismo... cada uno en su personaje hace un contraste que completa al otro, no hay reunión familiar en la que no pase algo que se convierte en "el cuento de ese año". Mientras escribo recuerdo algunos de esos sucesos y automáticamente se me dibuja una sonrisa en el rostro. 


  • Amigos: este es el otro arcoíris que colorea nuestra existencia todo el año, pero cuyos tonos adquieren un brillo especial en navidad.


  • Armonía: entre vecinos, en el trabajo, hasta en el transporte público. La gente tiene una vibra diferente, las sonrisas espontáneas son mas frecuentes, como dice el eslogan de caminantes por la vida "hay amor en mi ciudad" 


  • Regalos con significado: tarjetas, marcadores de libros, un mensajito, un adorno hecho con material reciclado, una llamada... estas cosas no tienen gran valor económico, pero las conservo como mis grandes tesoros. Desde el colegio guardo todos estos detalles, muestra de que ocupo un lugar especial en el corazón de esas personas. No vaya a rechazar los grandes regalos si estos llegan, pero es bueno apreciar la belleza y el cariño que viene en pequeños detalles.

  •   Abrazos: confieso que a veces peco de ser arisca "muchacha pero tú si eres seca" (voz de mami) pero me encantan los abrazos, en navidad se abraza porque sí y esa es otra de las razones por las que soy mas feliz en esta fecha.



En resumidas cuentas lo que quiero decir es que la felicidad de la navidad está  mas allá de lo que puedas pagar, o de lo costoso que pueda ser el regalo que recibes, si no hay mucho dinero para darte algunos lujos, te invito a disfrutar de estas cosas, cosas que me completan el corazón, alegran mi existir y dan significado a mi vida. 

"Cuando el consumismo exacerbado nos quiera arropar en estas fiestas, hagamos un alto y recordemos que la Navidad se inició en un pesebre"  Roberto Obando.

"Quien no tiene Navidad en su corazón, jamás la encontrará bajo el árbol" 

Feliz Navidad! 


  

Entradas populares de este blog

La virtud de no encajar

Durante mucho tiempo pensé que lo ideal era ser parte de un grupo, incluir ciertas practicas en mis hábitos como norma de lo socialmente correcto: Bordar, celebrar una linda fiesta a los 15, hacerme novia de un joven valeroso a los "20 y pocos" y formar una familia normalita a los "20 y largos". Pero a medida que fui creciendo y conociendo, mi parecer ante estas cosas fue cambiando... y qué bueno! 
Sorry mommy, I'm not that kind of girl.  "Hay un tipo de persona que no encaja, pero también están aquellas que se resisten a encajar" (en ese segundo grupo me encuentran a mí ;))  Recuerdo con ilusión la primera fiesta de 15 años a la que me dejaron ir (eso si, mi papá me fue a buscar tempranísimo! :s) Era el cumpleaños de una de mis mejores amigas, todavía lo es, y yo estaba emocionada y feliz de verla tan linda y compartir con todo el grupo, ese mismo día me di cuenta que prefería ser invitada que festejada y no dejé a mi mamá organizarme fiesta de cumpl…

Hablemos del respeto

La belleza de hablar, más que pronunciar bien y utilizar palabras rebuscadas, está en honrar con hechos cada palabra que sale de nuestra boca. Hoy hablaré del respeto. La frecuencia con que utilizamos el término y la poca correspondencia que tiene, en algunos casos, con la realidad.   "El respeto es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo. El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única". Wikipedia



Este es de los términos que adornan las paredes de las aulas de educación primaria en el muro donde se escriben los valores. Respeta a tus mayores, a tus profesores, tus superiores.... pero ¿Qué hay del respeto por uno mismo? Nadie puede dar lo que no tiene, si primero no nos respetamos a nosotros mismos lo que vamos a sentir por los demás es miedo, no respeto. 
No le grito a mi madre por miedo al castigo, no…

Goodbye 2017

Que soy suficiente. Que lo mejor es que la vida pase como le de la gana. Que a veces eres tan suertuda que te toca ver cómo se cae de cabeza quien tiró la cáscara para que resbales en la vida. Que estoy felizmente cansada. Que el futuro es retante y me emociona más de lo que me asusta. Que no llega nunca la edad en la que uno por fin entiende lo que en realidad quiere en la vida y al final la opción es acomodarse en la realidad menos jodida (aparecerán seres excesivamente positivos que me dirán que no es así, pero tendré que comprobarlo en carne propia para cambiar de opinión).
Todo eso he aprendido...




Hace cuatro años de la última vez que diciembre me encontró feliz de estar estresada, agradecida de las vueltas que da la vida y con la ilusión de enfrentar expectativas muy altas sin temor a no poder cumplir, no porque me crea super poderosa sino porque sé que puedo salir del fondo si me tocara volver  caer.

No tengo metas, porque lo que mejor me ha funcionado es cuando la vida toma el cur…