Ir al contenido principal

Fenómeno Stop Kony/ Invisible Children ¿Hasta donde creer?

El pasado 07 de marzo mientras iba en el autobús camino al trabajo, al revisar mi TL para ver las novedades del día lo primero que veo es un tweet en la cuenta de  Will Smith con el HT #StopKony.  A medida que voy leyendo otros tweets, Kony se convierte en el factor común de casi todas las cuentas que sigo (en el lenguaje de twitter esto se llama "trending topic), yo todavía no entendía nada ¿Quién rayos es Kony?  ¿Por que se ha vuelto tan famoso? hasta que tuve tiempo de ver el vídeo de Invisible Children donde se explica todo el asunto. 

De entrada les diré que quedé fascinada (aclaro que no soy experta en cine ni en materiales audiovisuales, pero en mi condición de espectadora lo consideré un buen trabajo), me gustó mucho el material, la forma en que hicieron el vídeo, la estrategia que utiliza la fundación para "hacer famoso a Kony", ayudar a su captura y salvar los niños de Uganda.  Pero después del  encanto de esos 30 minutos de rabia e indignación contra un abusador de la categoría de Kony, uno se pregunta ¿Por qué hasta ahora nadie sabía nada de Kony? De la noche a la mañana y sin mayores cuestionamientos el mundo se hace eco de la iniciativa de estos chicos sin mas ni mas, desde famosos del mundo del espectáculo hasta las más respetable cadenas noticiosas se unen a la causa. En lo personal me tocó ver amigos que he conocido como personas escépticas  identificarse con el movimiento a tal punto de manifestar su deseo de ser parte del mismo, pero ¿Será realmente a Kony a quien quieren hacer famoso?  Dos días después empezamos a ver la otra cara de la moneda.

Me encontré con una nota que Michael Otimi Kirkpatrick (quien ha viajado frecuentemente a Uganda desde 1998 sin  patrocinio de ninguna organización caritativa, eclesiástica o gubernamental para ayudar a personas menos privilegiadas) escribió en 2010  donde después de elogiar la labor de fundaciones que trabajan en el área y aclarar que el móvil de sus declaraciones no es dañar Invisible Children.

"I am not anti-Invisiblle Children. I am not pro-LRA (Lord Resistance Army, dirigido por Joseph Kony). I am pro-Truth" Michael O. Kirkpatric


Expresa que  aplaude el trabajo de Invisible Children,  quienes  a través de creativas técnicas de promoción han conquistado las mentes y corazones de estudiantes y adultos jóvenes, a favor de ayudar las víctimas  invisibles de más de 20 años de guerra entre LRA y el gobierno de Yoweri Museveni en el norte de Uganda, pero que a pesar de eso no apoya  el movimiento porque abre las puertas a Militares americanos para  militarizar legalmente Uganda en nombre de "esfuerzos humanitarios". 

Otro punto que resalta esta nota es el hecho de que para 2010 hacía mas de 5 años que LRA incluyendo a Joseph Kony se habían retirado del norte de Uganda, sin embargo en la promoción de Invisible Children se  vende la idea de que todavía el lider rebelde está en el territorio.  Kirkpatrick  escribió un mail a Jackson Russell (principal directivo de Invisible Children) cuestionandolo al respecto y su respuesta fue la siguiente. 

“I agree with you that leading people to believe that the war is still happening in Uganda is not ethically right. It's something we've been addressing internally, focusing on getting all staff and supporters on the same page in regards to the language they use in their communications.” www.backstarnews.com 


O sea, Russell es consciente de que se está apoyando en una mentira para promover su movimiento. 

Otro punto muy cuestionado es el aspecto económico, esta organización maneja millones de dólares (6,8 millones en 2011) que utiliza para pagar sueldos (100 trabajadores en EEUU), promoción a través de realización de películas, documentales, organización de charlas etc.  y la financiación de viajes.  Aún así los organismos encargados de auditar este tipo de organizaciones expresan que Invisible Children necesita mejorar en "responsabilidad y transparencia". Cuando J. Russell es cuestionado al respecto su respuesta es la siguiente: 

"somos una organización poco ortodoxa Trabajamos fuera de los estándares de la caridad y las instituciones sin ánimo de  lucro" 

Dicen que para buen entendedor pocas palabras bastan, saque usted sus conclusiones...

Anonymous retiró su apoyo al movimiento expresando que "se trata de propagnda y hay algo oscuro en la iniciativa", la reacción del asesor civil de las tropas estadounidenses (100 soldados norteamericanos que están en Uganda desde Octubre del 2011) fue la siguiente: "Todo lo que puedo decir es que esto no podía haber llegado en un momento menos idóneo, en lo estratégico y lo operativo.

Joseph Kony es una de esas grandes lacras humanas resultado de una mezcla de violencia, religión y poder; que apoyado en el miedo y la ignorancia de un pueblo, ha sometido y masacrado miles de almas inocentes no solo en la parte norte  Uganda,  pero es bueno saber que: 

"Uganda y Kony han sido peones de una batalla mayor. El régimen de Kampala es, junto al de Ruanda, uno de los principales aliados africanos de Estados Unidos. Por su territorio han pasado armas destinadas a la guerrilla del sur de Sudán, ahora en el Gobierno del nuevo Estado. Jartum utilizaba a Kony contra Museveni, como elemento de desgaste." www.elpais.com 

Así que al igual que Kony, hay otros macabros personajes que también necesitan ser famosos, pero que su fama venga sin el velo gris de mentira, imperialismo e intereses económicos que cubre Invisible Children y  a sus dirigentes. 

Este Documental ha probado que en internet nos ha dado nuevas formas de llamar la atención, con mayor velocidad y mayor alcance, pero también nos invita a seguir desarrollando el juicio crítico, no creer de una vez en lo primero que vemos. Preguntar, investigar, conocer el fondo del asunto hasta ver si realmente nos identificamos con la causa, con la verdadera causa. Esto lo digo no solo por Stop Kony 2012, sino por muchísimas propuestas de las que se nos invita a participar, las cuales compartimos sin informarnos al respecto. 


  



Entradas populares de este blog

La virtud de no encajar

Durante mucho tiempo pensé que lo ideal era ser parte de un grupo, incluir ciertas practicas en mis hábitos como norma de lo socialmente correcto: Bordar, celebrar una linda fiesta a los 15, hacerme novia de un joven valeroso a los "20 y pocos" y formar una familia normalita a los "20 y largos". Pero a medida que fui creciendo y conociendo, mi parecer ante estas cosas fue cambiando... y qué bueno! 
Sorry mommy, I'm not that kind of girl.  "Hay un tipo de persona que no encaja, pero también están aquellas que se resisten a encajar" (en ese segundo grupo me encuentran a mí ;))  Recuerdo con ilusión la primera fiesta de 15 años a la que me dejaron ir (eso si, mi papá me fue a buscar tempranísimo! :s) Era el cumpleaños de una de mis mejores amigas, todavía lo es, y yo estaba emocionada y feliz de verla tan linda y compartir con todo el grupo, ese mismo día me di cuenta que prefería ser invitada que festejada y no dejé a mi mamá organizarme fiesta de cumpl…

Hablemos del respeto

La belleza de hablar, más que pronunciar bien y utilizar palabras rebuscadas, está en honrar con hechos cada palabra que sale de nuestra boca. Hoy hablaré del respeto. La frecuencia con que utilizamos el término y la poca correspondencia que tiene, en algunos casos, con la realidad.   "El respeto es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo. El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única". Wikipedia



Este es de los términos que adornan las paredes de las aulas de educación primaria en el muro donde se escriben los valores. Respeta a tus mayores, a tus profesores, tus superiores.... pero ¿Qué hay del respeto por uno mismo? Nadie puede dar lo que no tiene, si primero no nos respetamos a nosotros mismos lo que vamos a sentir por los demás es miedo, no respeto. 
No le grito a mi madre por miedo al castigo, no…

Goodbye 2017

Que soy suficiente. Que lo mejor es que la vida pase como le de la gana. Que a veces eres tan suertuda que te toca ver cómo se cae de cabeza quien tiró la cáscara para que resbales en la vida. Que estoy felizmente cansada. Que el futuro es retante y me emociona más de lo que me asusta. Que no llega nunca la edad en la que uno por fin entiende lo que en realidad quiere en la vida y al final la opción es acomodarse en la realidad menos jodida (aparecerán seres excesivamente positivos que me dirán que no es así, pero tendré que comprobarlo en carne propia para cambiar de opinión).
Todo eso he aprendido...




Hace cuatro años de la última vez que diciembre me encontró feliz de estar estresada, agradecida de las vueltas que da la vida y con la ilusión de enfrentar expectativas muy altas sin temor a no poder cumplir, no porque me crea super poderosa sino porque sé que puedo salir del fondo si me tocara volver  caer.

No tengo metas, porque lo que mejor me ha funcionado es cuando la vida toma el cur…