Ir al contenido principal

A lo largo del trayecto

"Complicada" es el común denominador en la mayoría de las definiciones personales de la vida, pero se hace fácil buscar lugares, experiencias u objetos con los cuales compararla. Un tren, un viaje, una emisora etc.  independientemente del lugar, la experiencia u objeto con que se compare la vida; siempre hay implícito un trayecto de final desconocido por el que obligatoriamente tenemos que pasar una vez llegamos a este mundo.
"En la vida todo es ir a lo que el tiempo deshace, sabe el hombre donde nace y no donde va a morir". J.A. Corretjer. 
Sin una ruta marcada nos depositan en esta realidad llamada vida para "hacer camino al andar". A pesar de contar con la guía y cuidados de padres y/o tutores  llega un momento en que hay que emprender el camino en solitario, convertirse en aprendices de la experiencia y después de algunos tropiezos empezamos a dar pasos firmes en caminos desconocidos que aunque otros ya hayan cruzado, para nosotros son nuevos.

A lo largo del trayecto encontramos ángeles que conectan con nosotros, nos sirven de apoyo, caminan a nuestro lado y aunque en determinado momento el destino nos obligue a llevar rutas distintas, les llamaremos amigos para recordarlos en un apartado especial de nuestro corazón. Habrá extraños que nos acogerán como hermanos, hermanos que nos tratarán como extraños, "superiores" que en vez de instruirte te verán como un rival, compañeros que en vez de competir te enseñan y pequeñas cosas en las que verás reflejado el amor más claro que en un sublime poema romántico.

Caminar es avanzar, avanzar nos lleva a descubrir cosas nuevas, pero también nos obliga a desprendernos de lugares, personas y/o sentimientos que quisiéramos nos acompañaran por siempre.  Es el precio a pagar por seguir el trayecto, nada es eterno.  Aunque despedir un mal momento libera, habrá paradas de las que nos costará alejarnos, será doloroso decir adiós pero el futuro siempre nos guarda una explicación  que en su momento  aceptaremos conformes.

Seremos víctimas y victimarios, alumnos y maestros,  amados y amantes, deseados y rechazados. Esto nos enseñará a calzar los zapatos del otro antes de juzgarlo porque la vida da tantas vueltas que quizás mañana me toque hacer lo que hoy reprocho en mi prójimo, solo en ese instante entenderé sus razones.

"El corazón de la Auyama lo conoce el cuchillo

A lo largo del trayecto la vida es bella, aprendemos a ser empáticos, auténticos, optimistas,  encontramos en el desapego la clave de la felicidad, fortalecemos nuestro espíritu y con la dosis correcta de locura  para arriesgarnos a descubrir nuevas rutas asumimos la misión que nos llevará a nuestro propósito en esta existencia. 



Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…