Ir al contenido principal

Mi encuentro con Emeli Sandé

"Todo llega en el momento justo"
Esa es mi frase predilecta para hablar de libros y canciones, sin importar el sentimiento, o la situación que gobierne tu vida en un determinado momento; siempre aparece de la nada un libro o una canción que puedes ajustar a la perfección, letras y/o melodías que haces tuyas y que un día después de mucho tiempo te recordarán aquel momento. Pero cuando te pasa con más de una canción de una producción discográfica, la magia se convierte en milagro. 

Hace unos meses llegó a mi coreo electrónico un mensaje que recordaré por el resto de mi vida, la forma más elegante y maravillosa de dedicar una canción. La verdad no se cuantas veces lo leí, pero siempre terminaba de la misma forma... cerrando los ojos para soñar y con un largo suspiro envuelto en melancolía,  era de uno de esos amores imposibles que aparecen en nuestra vida para recordarnos lo complicado que puede llegar a ser el sentimiento. La canción fue Someone Like You, y aunque antes de recibir el mensaje ya me gustaba Adele, a partir de ese momento ella se convirtió en algo así como el hada madrina que funcionaba de enlace entre la realidad y el mundo paralelo donde mi romance imposible se podía materializar. De modo que junto a todos los borregos que le aplaudían sin entenderla, yo también me convertí en su fan.

Las ilusiones son eso, una visión perfecta de algo que nunca será verdad. Son tan fantásticas como efímeras, y no tuvo que pasar mucho tiempo para dejar de engañar mi mente y aceptar que las palabras de aquel maravilloso mensaje eran como la espuma en una gran taza de chocolate; bonita, fragante, pero no quita la sed. Debo admitir que quien las escribió tiene magia en los dedos y ha de conocer bien los sentimientos de una mujer porque cada una era un acierto al corazón sin importar la protección de objetividad con que contaba el mío. Al despertar de aquel cuento, junto con la ilusión tenía que zafarme tambié de Adele, su voz romántica y su melancolía (el  problema con dedicar canciones en la fase de enamoramiento es que auque el romance no funcione o no pueda ser, como fue mi caso, cada vez que escuches la bendita canción te vas a acordar de la persona). Hasta que una tarde, no sé de qué forma me topé con un vídeo de Emeli Sandé (que aunque también se llama Adele decidió omitirlo en su nombre artístico para brillar con luz propia) y se rompió el hechizo (ya era hora!).

En apariencia me encanta su estilo porque no es el de la típica cantante cuyo outfit parece gritar "yo estoy buena", ella es una fusión de lo chic y lo conservador, corte y colores de pelo extravagantes pero que los lleva perfectamente bien, cae bien a la vista. Tiene una voz envolvente que a veces es dulce y otras fuerte y las letras de sus canciones son  simplemente geniales, quizás porque se parecen a mi, a lo que soy en este preciso momento (la modestia ante todo :p).

De sus canciones, mis favoritas son "River" y "My Kind Of Love",  la mezcla perfecta de romance y realidad que componen mi actitud, la de una persona cuyo corazón tiene las puertas abiertas al amor, pero que no cambiaría una gota de su esencia en nombre de ese sentimiento, por lo que si el que llega no puede amar lo que ve, está en total libertad de seguir su camino. En "Read  All About it" despierta ese lado de seguridad, solidaridad y revolución que muchas veces se ocultó  bajo el disfraz de la vergüenza, las otras canciones son un retrato de buenos y malos momentos de las historias amorosas de nuestros días. 

Our Version Of Events (nombre de la producción discográfica) me ha encantado! Ojalá que vengan otras producciones de igual o mejor calidad y que este encuentro se extienda por los años a través de buenas canciones y recuerdos de buenos momentos ;) 





Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…