Ir al contenido principal

Del dicho al hecho...

La semana pasada estuve leyendo sobre el Grado de Liderazgo Emprendedor e Innovación (LEINN), un nuevo concepto educativo (Learning by doing) originado en la Tiimi Akademia, Centro de emprendimiento creado hace 20 años en la universidad finlandesa de Jyväskylä, adoptado hace tres años por la universidad de Mondragón en España, donde se creó la primera titulación que existe en el país en esa área.
“No podemos seguir formando profesionales para el futuro con las mismas herramientas del pasado” Lander Beloki  decano de la facultad de Empresariales de la universidad de Mondragón.
En este programa los estudiantes son emprendedores, los maestros son entrenadores, los proyectos son negocios reales, no hay calificaciones y se celebran los errores.  Confieso que mientras leía ¡me encantó! Incluso me dio un poco de envidia de los estudiantes que participan en el programa (me hubiera gustado tener una oportunidad así). Soy una de las que le ha tocado imaginarse una cosa en la universidad y toparse con una realidad completamente distinta al momento de ejercer.

Libros, folletos, charlas, proyectos que son realmente importantes para la base intelectual que necesita un buen profesional, pero hubiera agradecido nos hablaran de cómo manejar los chismes en la oficina (cuando hablo de chismes no solo piensen en mujeres, hay hombres en los trabajos que son insoportablemente chismosos), la envidia de algunos compañeros cuando obtienes un asenso, que nos hubieran enseñado a sobrevivir a un jefe incompetente que ha conseguido el puesto por sus contactos (en la mayoría de los casos contactos políticos) y no por su capacidad o experiencia; que aunque lo ideal en cierta esfera profesional es que las cosas se manejen con justicia y altura, la mediocridad de muchos no deja que el ideal se cumpla y tenemos que ser casi magos para “volar sobre el pantano sin ensuciarnos las alas,”  para que los intereses no nos hagan perder la esencia sin importar las tentaciones, para que un colapso nervioso no nos saque de entre los vivos cuando la impotencia ante ciertas situaciones nos llene de indignación.

Esto es algo parecido a la intoxicación que sufrimos las mujeres con Disney y los cuentos de príncipes apuestos (el bendito príncipe azul) y princesas encantadas. En la vida real hay chicos con porte de príncipe que resultan ser tremendos imbéciles y aparecen simples mortales que te tratan como parte de la realeza aunque los cánones de belleza que ha impuesto la sociedad no estén a su favor.  No es quién parezca encajar contigo sino quién en realidad encaja.
“En el mundo real, el príncipe azul destiñe a la primera lavada”  En la vida profesional el príncipe azul (en este caso, el trabajo) desengaña a la entrada ;)
Necesitamos un sistema educativo que nos enseñe lo ideal, pero que también nos prepare para la realidad. El desastre económico, social, cultural, político y profesional, nos dice a gritos que el modelo actual está desgastado.

No es lo mismo educarse para enseñar un texto modelo, a estudiantes modelo, en una infraestructura adecuada, con los materiales necesarios etc. Que encontrarse con un plan educativo importado de un país desarrollado (una realidad completamente diferente a la nuestra en muchos aspectos), una escuela llena de vicios de construcción (si es que hay construcción, porque para nadie es secreto que en R.D. todavía hay lugares en donde se imparte docencia debajo de una enramada), sin siquiera tiza suficiente para trabajar en aulas sobre pobladas de niños que muchas veces vienen de hogares donde aprende de todo menos buenas costumbres.

Este ha sido un ejemplo en el sector educación, pero así pasa en todas las áreas profesionales de nuestro país, y nunca cambiará esta realidad hasta que nos preparen para trabajar con lo que hay y dejen de “pintarnos pajaritos en el aire”.
“Del dicho al hecho hay mucho trecho”
Ese trecho ha hecho tan pesado nuestro camino al desarrollo que si esto fuera una carrera, hasta una tortuga nos habría ganado.

Solo cuando enfoquemos nuestras vidas, nuestras instituciones, nuestra nación… desde la realidad, vamos a corregir nuestras faltas y verdaderamente sabremos lo que es avanzar, pero avanzar en esencia no en apariencia (como hasta ahora hemos hecho)



Hasta la próxima! 

Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…