Ir al contenido principal

Llover sobre mojado


A nadie le gusta que le repitan una y otra vez lo mismo. Recuerdo que me molestaba con mi mamá cuando ante una situación “X” ella insistía en darme la misma prédica de siempre, la expresión de “pocos amigos” se dibujaba en mi rostro casi de forma automática, pero no me quedaba otra opción que escuchar. Así mismo siento las conversaciones sobre violencia de género, por eso debo admitir que no me gusta escribir sobre ello, pero aunque resulte aburrido abordar el mismo tópico en repetidas ocasiones (la tercera vez en mi caso) la realidad de este país me ha hecho presa del tema. Aquí estoy, otra vez, lloviendo sobre mojado.

Me da miedo preguntarme hasta donde va a llegar esto, porque cada día los casos de mujeres asesinadas por sus parejas se superan entre ellos en horror. Cuando mi mente reclama indignada ¿Hasta cuándo? Basta leer algún periódico para que una tragedia me responda… hasta aquí,  un aquí que se hace perpetuo  cada mes, cada semana, cada día, a cada momento. Ya esto va en escalas de terror.
“Que la sociedad no cese de contar víctimas de la violencia,  y los matutinos no sean más que unos contables de la muerte, es grave” Pablo Mckinney.
Antes, a la hora de citar las cualidades que convertían un hombre en un “buen partido” para casarse, las jóvenes mencionaban: educado, responsable, serio etc.  Ahora hay que agregar a la lista un estudio de su comportamiento para ver si no tiene características compatibles con un maltratador,  asesino o suicida. Así de horrorosa están las cosas.

¿En qué parte del la evolución social se perdieron los hombres?

Aquí me van a perdonar mis amigos que nada tienen que ver con el “hombre” que voy a describir, pero lamentablemente, de a cuerdo a los hechos, este es el perfil masculino imperante en la sociedad dominicana.

Hubo un tiempo en que las mujeres eran concebidas como un simple instrumento de reproducción  y nanas oficiales sin disfrute de sueldo. Su felicidad se circunscribía en parir y criar, aquellas que por condiciones naturales no podían dar a luz, eran menos que nada. El hombre, superior de nacimiento, gozaba de la impunidad que le daba el derecho a no ser cuestionado y se enseñoreaba de la mujer como si esta fuera un objeto.
“El tiempo no pasa de en balde” dicen los viejos  
La humanidad ha evolucionado y el mundo se ha revolucionado (Gracias a Dios!!!). Aunque todavía existen sociedades donde las mujeres  juegan un papel secundario, hoy en día el género no es más que eso “Femenino/masculino”, pero hombres y mujeres gozamos de igualdad de derechos (aunque en muchas cosas esto solo se cumple en teoría) y estamos comprometidos a cumplir los mismos deberes ciudadanos. Sufragar, conducir, trabajar, decidir, exigir, mostrar descontento…  son cosas a las que las mujeres con el simple hecho de ser humanas tenemos derecho. Se supone que disfrutamos de libertad  para ser y hacer, pero parece que una gran cantidad de hombres no alcanzaron este nivel de evolución,  o hicieron caso omiso al mensaje de igualdad que se ha gritado con hechos por todos los medios. Esto ha degenerado en el festival de tragedias del que tristemente nos toca ser testigo cada día.

Una querida amiga estaba metida en una de esas relaciones tormentosas (esos benditos romances que nos nublan el cerebro y no nos dejan ver que estamos perdiendo el tiempo con un idiota) en que uno cae de vez en cuando,  en uno de los tantos malentendidos que tuvieron él le reclamaba que fuera más sumisa. Cuando ella me contó eso, yo me quedé como… what?! El tipo en pleno siglo XXI pretende que una mujer profesional, criada en la ciudad y con la mente abierta, actúe como una chiguaguita entrenada acabada de sacar de la tienda de mascotas.  

¡Por Dios! Si hasta los animales tienen personalidad propia. x_x

Queridos caballeros:

El amor nunca se ha tratado de apropiarse de la vida del otro, de prohibirles pensar, de prohibirles ser.  Aunque las mujeres de antaño fueron educadas para aguantar y callar, las de este siglo sabemos hacer maletas y largarnos cuando el maltrato y el irrespeto sobrepasan los límites, cuando una vida juntos simplemente no se puede sobrellevar.  ¿A caso no creen que sea patético que alguien esté con usted por obligación, interés o por pena?

Dejar ir no es perder, es una oportunidad que le damos al otro de ser, también es la oportunidad que nos damos para ser y merecer mejor compañía. A veces simplemente el amor no está donde uno cree, no hay necesidad de matar gente  por eso.

Mujeres:

Cuídense! Nos están matando como si fuéramos  mosquitos, a veces por aguantar, por no hablar o huir a tiempo. La vida es frágil e irrecuperable, Cuídate por tí, por tus hijos (en lo que va de año, en República Dominicana hay más de cien niños huérfanos por casos de violencia de género), por tu familia.
“Mujer, semilla, fruto, flor, camino. Pensar es altamente femenino. ¡Di lo que vales! La vida empieza donde todos son iguales” Martí     
Espero que pronto deje de llover, porque las gotas de esta lluvia son la sangre de las que han muerto a manos de quienes una vez prometieron amarlas y cuidarlas por siempre.



Hasta la próxima!

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…