Ir al contenido principal

Mi "enésima" segunda oportunidad

Por aquello de que "Las oportunidades son calvas y hay que agarrarlas por los pelos"  nos preparamos toda la vida. Cuidamos las notas, nuestra conducta, aprendemos todo lo que esté a nuestro alcance... porque cuando llegue el momento nos tenemos que lucir, ganarnos esa medalla al mérito, la beca en la universidad de nuestros sueños, ese puesto de trabajo que nos garantiza un futuro exitoso. Pero a veces la suerte falla o el destino tiene otros planes para nosotros, y hay que seguir insistiendo. 

 Es cierto que las oportunidades no se pierden, sino que las aprovecha otro; pero eso no quiere decir que no tengas un segundo chance y que ese segundo chance se repita una y otra vez, porque la vida más que de acertar a la primera, se trata de perfeccionarnos en la practica, y eso se hace mediante la perseverancia. Eso se hace dándote una segunda oportunidad cuantas veces sea necesario.
"La perseverancia es fallar 19 veces y tener éxito en la vigésima" Julie Andrews 
A veces somos muy duros con nosotros mismos, especialmente en las cosas que más nos importan. Si no nos llaman de la entrevista de ese trabajo que parecía ser tan importante nos colgamos la etiqueta de fracasados, si se termina esa relación que considerábamos platónica automáticamente pensamos que algo que hicimos lo arruinó, si falló el proyecto es porque no fui lo suficientemente buena y así sucesivamente. Sin embargo pudo haber sido que ese trabajo estaba por debajo de nuestro potencial y por subestimarnos no nos dimos cuenta, que esa relación simplemente no funcionaba y que el proyecto necesitaba que lo hicieras de nuevo para que notaras que te equivocaste en algo. Es hora de que empecemos a ver las cosas desde otro punto de vista, para que por fin podamos empezar a avanzar.


El éxito consiste en caer, levantarse, volver a caer y mantener la fortaleza necesaria para volver a ponerte de pie, es darse una segunda oportunidad cada día para hacerlo mejor que el día anterior, para cambiar de plan si es necesario; pero nunca darse por vencidos o acomodarse en el renglón de fracasados. Cuando hablo de darse una segunda oportunidad no crea que me refiero a cosas grandes; incluso para esta  divertida tarea de plasmar mis pensamientos en letras, cada post es una nueva oportunidad, un desafío a mí misma, un ejercicio para superar una crítica, una nueva oportunidad para aprender; que como me puede llevar a crecer también me puede llevar a caer. Si crezco me regocijaré, pero si caigo pueden tener la certeza que me daré una segunda oportunidad en forma de una nueva nota para levantarme de nuevo. 
"Con cada salida del sol, piensa que tu vida acaba de empezar"
Nos enseñaron en el colegio que enésimo es un número indeterminado de veces que se repite una cosa. Yo voy por mi enésima "segunda oportunidad" para alcanzar el éxito en diferentes aspectos de mi vida, sé que necesitaré muchas más y estoy en la disposición de ir por ellas. Como en la frase anterior mi vida empieza cada día, y si la vida con cada amanecer me da un chance, por qué habría yo de negarme una segunda oportunidad? ;) 

Go for it! 



Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…