Ir al contenido principal

Inventario al año que se despide


Las palabras, como la ropa, también son por temporada. Los "bre" (octubre, noviembre, diciembre) son la temporada más popular de la palabra meta. Anuncios, profesores, animadores y todo el que se cree un gurú de la superación personal y el positivismo te cuestiona sobre tus metas para el año que está por comenzar. Casa, carro, viajes, pareja, perder peso.... ¿Cuáles son tus planes?  Ay de ti si no tienes una lista gloriosa de  cosas por alcanzar, te titulan de fracasado sin siquiera haber empezado, esa miradita de lastima y decepción la recordarás por el resto del año. Pasan los 365 días alrededor del sol y  ¡Oh sorpresa! Te das cuenta de que sin  haber tenido una lista gloriosa de metas  al empezar el año, administraste mejor tu vida que aquellos que en algún momento te condenaron con la mirada. 

No tengo nada en contra de las metas (de hecho yo misma tengo mi pequeña lista de metas y objetivos personales) pero no estoy de acuerdo con presionar a la gente para elaborar metas sin antes hacer un análisis de sus capacidades, del camino recorrido, de lo que hasta el momento ha conseguido, que le permita tener un balance concreto de su vida y así podrá plantearse desafíos a la altura de su capacidad a fin de hacer conquistas reales. Las metas por sí solas no son una conquista. 

Recuerdo que al hacer mi post de fin de año en el 2011 dije que ese había sido un año de lecciones, ahora me pregunto ¿Qué año no es de lecciones? Este me ha tocado aprender mucho y estoy segura de que los otros traerán muchas más, porque la vida es un constante proceso de aprendizaje (y desaprendizaje) que debemos de asumir desde el interior para luego hacer buenas proyecciones para el futuro. Les invito a pensar en las veces que el temor los ha limitado (y cuando digo temor, me refiero también a la "vergüenza" en la que nos excusamos para no intentar), a examinar la razón de sus fracasos, a pensar en las justificaciones que se ha dado a usted mismo para no luchar por lo que se merece ¿Sabe usted lo que merece? Le invito a dar un viaje por dentro que responda aquellas preguntas que usted mismo no se atreve a  hacerse.Hago esta invitación porque hasta que yo no hice este proceso conmigo me la pasé divagando entre el planteamiento de metas incoherentes y la decepción de no haberlas conseguido.

Este año no solo he aprendido, también me he atrevido. Me he atrevido a preguntar lo que la mayoría no pregunta para no parecer tonto, a mirar como posibilidades cosas que en otro tiempo yo misma había confinado a lo imposible, a ser lo que soy sin vestir de complejo mi esencia, sobretodo, me he atrevido a creer en mí. En estos días un profesor compartió con nosotros un poema que, entre otras cosas, decía "si al iniciar algo crees que vas a fracasar, ya has fracasado" y mientras lo leía me acordé de mi, porque al iniciar algo siempre evaluaba como posible el fracaso dizque para evitar la decepción si las cosas no salía bien, y total, no conseguía nada y como quiera me decepcionaba,así que, Hay que creer! 

Si usted es de los afortunados cuya vida es una linea recta hacia en éxito, reciba mis más sinceras felicitaciones. La mía no ha sido así, mi línea hacia el éxito tiene tantas curvas que casi dibuja un paisaje cuando se plasma en un papel, he celebrado mis alegrías, sufrido mis angustias  y aquí estoy, en una mejor versión de mi misma que todavía le queda mucho por mejorar y está en toda la disposición de caminar la senda que le falta ;) 

Recomendaciones 


  • Lea, todo lo que pueda,  es la mejor forma de conoocer y conocerse (entre otros infinitos beneficios de la lectura).
  • Ame, encuentre su particular forma de amar y demostrar amor, un amor que va mas allá de lo que se pueda decir y/o escribir. El amor es Dios mismo, nos libera, nos transforma y nos hace felices aún en las circunstancias más adversas (en este apartado, al igual que el año pasado, agradezco especial e infinitamente a mis amigos y mi familia. Gracias por su amor!)
  • Organízate, aquí me voy a parecer a mami (hay que ahorrar mis hijos) y debo confesar que me ha tocado aprender de la forma difícil que la desorganización (del tiempo, de las finanzas, de la vida misma) es un "peñón" en el camino.

Ahora sí, haga sus metas para el próximo año. De acuerdo a sus capacidades, dispuesto a enfrentar las dificultades que se presenten en el camino, con los pies en la tierra y el límite en el cielo ;) con trabajo y disciplina TODO ES POSIBLE! 

Gracias por acompañarme a vivir en letras a lo largo de este año, este es un viaje que a penas empieza y espero seguir contando con su compañía, su apoyo y sus críticas a lo largo del camino. Feliz y próspero 2013 :-D

Entradas populares de este blog

La virtud de no encajar

Durante mucho tiempo pensé que lo ideal era ser parte de un grupo, incluir ciertas practicas en mis hábitos como norma de lo socialmente correcto: Bordar, celebrar una linda fiesta a los 15, hacerme novia de un joven valeroso a los "20 y pocos" y formar una familia normalita a los "20 y largos". Pero a medida que fui creciendo y conociendo, mi parecer ante estas cosas fue cambiando... y qué bueno! 
Sorry mommy, I'm not that kind of girl.  "Hay un tipo de persona que no encaja, pero también están aquellas que se resisten a encajar" (en ese segundo grupo me encuentran a mí ;))  Recuerdo con ilusión la primera fiesta de 15 años a la que me dejaron ir (eso si, mi papá me fue a buscar tempranísimo! :s) Era el cumpleaños de una de mis mejores amigas, todavía lo es, y yo estaba emocionada y feliz de verla tan linda y compartir con todo el grupo, ese mismo día me di cuenta que prefería ser invitada que festejada y no dejé a mi mamá organizarme fiesta de cumpl…

Hablemos del respeto

La belleza de hablar, más que pronunciar bien y utilizar palabras rebuscadas, está en honrar con hechos cada palabra que sale de nuestra boca. Hoy hablaré del respeto. La frecuencia con que utilizamos el término y la poca correspondencia que tiene, en algunos casos, con la realidad.   "El respeto es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo. El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única". Wikipedia



Este es de los términos que adornan las paredes de las aulas de educación primaria en el muro donde se escriben los valores. Respeta a tus mayores, a tus profesores, tus superiores.... pero ¿Qué hay del respeto por uno mismo? Nadie puede dar lo que no tiene, si primero no nos respetamos a nosotros mismos lo que vamos a sentir por los demás es miedo, no respeto. 
No le grito a mi madre por miedo al castigo, no…

Goodbye 2017

Que soy suficiente. Que lo mejor es que la vida pase como le de la gana. Que a veces eres tan suertuda que te toca ver cómo se cae de cabeza quien tiró la cáscara para que resbales en la vida. Que estoy felizmente cansada. Que el futuro es retante y me emociona más de lo que me asusta. Que no llega nunca la edad en la que uno por fin entiende lo que en realidad quiere en la vida y al final la opción es acomodarse en la realidad menos jodida (aparecerán seres excesivamente positivos que me dirán que no es así, pero tendré que comprobarlo en carne propia para cambiar de opinión).
Todo eso he aprendido...




Hace cuatro años de la última vez que diciembre me encontró feliz de estar estresada, agradecida de las vueltas que da la vida y con la ilusión de enfrentar expectativas muy altas sin temor a no poder cumplir, no porque me crea super poderosa sino porque sé que puedo salir del fondo si me tocara volver  caer.

No tengo metas, porque lo que mejor me ha funcionado es cuando la vida toma el cur…