Ir al contenido principal

Soltaré tu mano, para que puedas caminar

A veces parece que tomamos un curso de conducta general antes de llegar a la tierra, y lo aprendimos muy bien, tanto que entre unos y otros cometemos los mismos errores. 
En este post voy a hablar del proceso que ha representado para mí aprender que la mejor forma de proteger es dejar que el otro cometa y asuma sus errores.

Desde siempre tengo tendencia a ser protectora con las persona a quienes me unen lazos afectivos (amigos, familiares, compañeros de estudio/trabajo) y yo pensaba que era lo correcto, que lo estaba haciendo bien. Acomodar y ayudar tanto a las personas al punto que inconscientemente les hacía daño, limitaba el desarrollo de sus capacidades sacrificando las mías. sacrificio que no sentía como tal porque me complacía en hacer bien, no me habían explicado todavía que "hacer bien" también implica que cada uno cargue con su cruz y desarrolle sus habilidades ordenando su propio rompe cabezas. Los expertos le llaman Síndrome de Wendy, en lenguaje popular es descrito como "buena con P" ;). Pero en mi segundo semestre de universidad, llegó el momento de aprender la lección. 

www.desmotivaciones.es


Estábamos en una clase de desarrollo organizacional, con uno de los mejores profesores que tuve en toda la carrera, de la participación en clase dependía un porcentaje importante de la nota y yo como siempre estaba animando a mi amiga María a levantar la mano y opinar en los temas que yo sabía ella dominaba - ella era sumamente tímida y el semestre anterior se sentó en medio de su participación en una exposición por una especie de ataque de pánico escénico -. Al ver que todo el mundo había participado menos ella, el profesor le dirigió la última pregunta del cuestionario de ese día. Ella bajó la cabeza y contestó que no sabía la respuesta, en ese momento, yo, con la autoridad que no sé quién me había dado, le dije: Sí profesor ella se la sabe, Vamos María responde! Acto seguido me dieron el regaño inolvidable que hizo que aprendiera una lección de vida. 

El profesor, en tono molesto, me preguntó ¿Llevarás su mochila para que el peso de los libros no lastime su espalda mientras baja las escaleras? ¿La tomarás de la mano para cruzar la calle? ¿Te examinarás por ella? entre otras cosas que no recuerdo con exactitud, lo que no se me olvida es la venguenza que sentí mientras la clase entera me miraba sin saber si condenarme por lo que había hecho o verme como la mártir que fue condenada por ayudar a su amiga. Al día siguiente mi amiga participó en clases sin que nadie tuviera que empujarla para que lo hiciera y al final el profesor se disculpó por la forma en que había hablado el día anterior, en ese momento todavía estaba muy molesta y apenada como para entender lo que había sucedido, pero el tiempo, ese gran experto en poner las cosas claras, me permitió reconocer mi error vestido de buena voluntad. 

A veces creemos que nos vamos a ganar el amor de los otros haciéndonos imprescindibles en sus vidas, haciendo cosas por ellos, pero eso no es más que convertirlos en parásitos que nos consumen con autorización de nosotros. Los limita y nos limita. 

Padres haciendo los deberes escolares de sus hijos que luego se quejan de tener que cargar con sus responsabilidades de adultos. Amigos que dejan el forro por el otro y que el día que no pueden hacerlo se coronan con el título de desgraciados (la gente se acomoda mucho en lo fácil). Hermanos que se sienten con el derecho de vivir del otros... entre otros parásitos sociales fruto de la buena voluntad.  Esta vida es para desarrollarla en cooperación, no para que unos sean recostados y otros grandes sacrificados. 

Hay que soltar la mano del otro para que pueda a caminar solo, no arrastras nuestras. 

Memoriosbadgirl.com

Su hijo, amigo, hermano... No se va a morir! Simplemente aprenderá cómo vivir, y será lo mejor que le haya pasado en la vida. ;) 

Hasta la próxima! 

Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…