Ir al contenido principal

Una dosis de positivismo

Hace un par de meses hablaba con una vieja amiga de la universidad que "sin querer queriendo"  ha dado sus primeros pasos como modelo profesional. Recuerdo que siempre le vi porte de modelo y le comentaba que me encanta la idea de ser amiga de una modelo famosa, ella sonrió y me dijo !Me encanta tu positivismo! Dos semanas después hablando con mi prima sobre lo difícil que ha sido para ella completar sus estudios de medicina, la miré tranquila y le dije: lo importante es que lo has conseguido, ella me dio una respuesta muy parecida a la de mi amiga !Tú siempre tan positiva! y también sonreía. De repente exclamé en mi mente Oh My God! Realmente me he vuelto positiva x_x. Siempre me habían caído mal esas personas que aunque el mundo se estuviera cayendo todo lo veían bien, o a todo le buscan una solución maravillosa que solo era posible en sus mentes ¿ A caso me había convertido en una de ellas? Después de criticarlos tanto, terminé siendo uno de esos "coach" a los que las empresas le pagan para motivar a sus empleados? Empleados que después de la conferencia, llena de perfección, emoción y pautas para una vida de éxitos; terminan más decepcionados y desesperanzados que como llegaron. 

No, digamos que el positivismo que se ha apoderado de mí no tiene nada que ver con vidas de éxito instantáneo, ni con cosas tan espectaculares que parecen mentira. Se trata de sonreír a pesar de los tropiezos, de valorar cada paso al de avance (por pequeño que pueda parecer) frente a las adversidades que enfrentamos los simples mortales, de levantarse cada día con disposición de "pulir el lado opaco de la vida".

Cuando intentas y no sales con nada, vuelves a intentar y fracasas otra vez, haces una pausa para estudiar o reflexionar y luego viene un nuevo intento que a pesar de todas tus cualidades vuelve a terminar en fracaso, te quedan dos opciones. Te deprimes o te vuelves positiva. La depresión nunca ha resuelto nada, al contrario, empeora las cosas; el positivismo desde la realidad te hace descubrir el momento mágico que convierte cada día en uno distinto al anterior a pesar de la rutina, te hace valorar y celebrar tus pequeños avances, te hace crecer, madurar, te prepara para gestionar bien tu vida cuando llegue la oportunidad por la que tanto has trabajado, o para descubrirla (a veces está justo en frente de nosotros y nunca le hemos hecho caso). 

www.noticias247fm. La actriz Daniela Romo vence el cáncer 

Hay que aprender a ver el vaso medio lleno (vuelvo a sonar como los coach que tanto he criticado), a ver la vida con esperanza, con curiosidad, con deseos de forjar nuestro "futuro mejor" en vez de desear que nos caiga como un golpe de suerte, a luchar sin perder la sonrisa... Tarde o temprano, estaremos viviendo la realidad que un día soñamos ;) 

Hasta la próxima! 

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…