Ir al contenido principal

Del otro lado del charco

Motivada por una compañera de la universidad, en abril del 2012 apliqué por una beca para el Máster   Executive en Administración y Dirección de Empresas Online de la Escuela de Organización Industrial EOI. En julio recibí un correo donde decía que me habían concedido la beca y así empezó una experiencia alucinante que, entre otras cosas, me ha llevado del otro lado del charco. 


Un viaje de ocho horas en las que te das cuenta que, a veces, la diferencia entre un vuelo en clase turista y una guagua pública es solo el medio de transporte, porque los personajes pintorescos que te encuentras en una y en otra situación, son casi los mismos (la joven que priva en buena y en sus modales deja salir el patio, la doña que no te deja dormir contándote cada cosa que le ha pasado,  los niños que creen estar en un parque de diversiones, el bebé que no para de llorar..... de todo). Termina el trayecto miras a tu compañera con los ojos más brillantes que los de un niño en día de reyes, sonríes y piensas emocionada Here we go!! Madrid 2013 :) 


No hubo mucho tiempo para descansar, fue cuestión de dejar las maletas en el hotel e ir corriendo a la universidad al acto de apertura del la fase presencial. El programa de clases fue intenso pero tuvimos instructores que con cada lección me hacían sentir dichosa de estar allí, nunca voy a olvidar las clases de Manuel Alonzo Coto (Estrategias de marketing digital), Nestor Guerra (Diseño, generación y evaluación de modelos de negocio) y Jorge Palacios (Habilidades Directivas). Fueron como un elixir que mi espíritu agotado, y harto de las cosas que tiene una que pasar en esta esclavitud evolucionada a la que llamamos empleo, necesitaba. La confirmación de que mis ansias de libertad no son una locura  y las pautas para ver el mundo laboral desde un punto de vista distinto.



Me habían contado muchas cosas de Madrid,su gente y la forma de tratar a los latinoamericanos; pero en vez de ir patas arriba llena de prejuicios con todo el que veía, decidí tomar las opiniones con escepticismo y sacar mi propia conclusión al respecto. No hay quejas, en el tiempo que estuve allí nadie me miró de forma despectiva, ni me habló mal, atendieron con amabilidad a mis preguntas en la calle... Muchas veces pensé en  lo mal que tratan aquí a los haitianos, en la facilidad con la que subestimamos a los extranjeros que consideramos inferiores a nosotros. 

Si alguna vez en la vida he aprovechado las 24 horas del día, ha sido en ese viaje. Después de la universidad  nos arreglábamos para cenar y luego salir a conocer la ciudad, ese recorrido ha sido especial por partida doble. Por un lado está la belleza del lugar y por el otro la compañía de amigos muy queridos a los que hacía mucho tiempo no veía (Eric, Carmen, Angel... Gracias! Sin ustedes no habría sido igual de especial).



Pero el móvil era el máster y para la segunda semana teníamos un gran desafío, la presentación del anteproyecto. Uno de los mensajes que se repetían una y otra vez en las intervenciones de los instructores era "Hay que saber elegir tu equipo". Esto es un factor clave para el éxito y lo comprobamos entre nosotros, me ha tocado trabajar con tres chicos geniales y gracias a la colaboración de todos hoy podemos decir llenos de orgullo Misión cumplida! a esta primera fase. 



Ahora, a trabajar duro para el proyecto final y a aplicar a la vida personal y profesional todas las lecciones aprendidas :) 



Hasta la próxima! 

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…