Ir al contenido principal

Nadando contracorriente

Lo recuerdo, como si fuera hoy, estábamos en la fila del colegio celebrando el día de Duarte. Generalmente, para personificar al patricio, buscaban un alumno de tez clara y pelo lacio, pero para sorpresa de todos, el Duarte de ese año  era negro. Se metió en el papel cual actor profesional, todos nos quedamos en atención disfrutando del acto con un orden que en muy pocas ocasiones las monjas encargadas del colegio pudieron conseguir en este tipo de actividades, a partir de ese día el joven pasó a ser conocido como Duarte y todos orgullosos y sonrientes le saludábamos en los pasillos.

Años más tarde, me encontré con él en la universidad, con la formalidad que siempre le había caracterizado me saludó y me contó muy entusiasmado sobre sus estudios de cine, yo sabía que se inclinaría por las artes y me sentí muy contenta de que estuviera persiguiendo sus sueños, pero uno no puede evitar ciertas reflexiones. Artista, pobre, negro, en un país subdesarrollado. Cuando todos esos factores se fusionan, la aventura de perseguir los sueños se torna en un eterno nadar contracorriente donde mantenerse a flote es una verdadera lucha y quien logra resistir ese proceso, además de talentoso, para mí, es un héroe.

Después de una larga trayectoria como fanática de telenovelas que había evolucionado desde las producciones mexicanas, venezolanas, colombianas hasta las brasileñas. Me negaba rotundamente a ver los pininos que representaban las telenovelas dominicanas, pero por casualidad, mientras veía una película, presentaron un avance de una que se llamaba "Amor de conuco." Se me iluminaron los ojos cuando vi a mi amigo en pantalla, qué emoción! no me importaba que el papel fuera secundario, sentí algo así como... uno de los míos está ahí! "Duarte" lo está consiguiendo! fue genial. Pero las cosas no siempre son tan maravillosas como uno las imagina.

El tiempo siguió pasando (si, este es uno de los momentos en que me doy cuenta que ya no son 15 jejeje) y como espectadora, vía facebook, he sido testigo de la lucha de mi querido "Duarte" por conseguir sus sueños. Participando en la producción de películas nacionales, promoviendo actividades culturales en la provincia, haciendo vídeos de cantante que no son tan populares, buscando la manera de ganarse la vida haciendo lo que verdaderamente le apasiona, siendo artista y promoviendo el arte. Viviendo en un país donde los artistas se mueren en la miseria, me preocupa el futuro de mi amigo, pero él es como el elefante. "No se rinde, no se doblega a la ignorancia de los demás, la ambición no lo deja caer en el agujero que comunmente hace caer a las personas débiles". Y ese es el punto, hay que dar la pelea!



Esta nota es para aquellos a quienes sus sueños los han puesto a nadar contracorriente, a esos que en algún momento han pensado haber nacido en el lugar geográfico equivocado, o en la familia equivocada. A sus familias, para que entiendan y apoyen sus "locuras" (la vida se les pone difícil en la calle, que por lo menos cuenten con el respaldo de su gente en casa). No soy artista, pero soy soñadora, he escuchado muchos NO, he visto las miradas de lástima en gente que piensa "tus intenciones son buenas, pero aquí no lo vas a conseguir", pero igual me atrevo a creer en la belleza de mis sueños y respaldo la ilusión con trabajo. 


Cree en ti y no temas si en algún momento tienes que nadar contracorriente, cuando mires alrededor, encontrarás a mi amigo artista, a sus compañeros y otros "locos" que, como yo, nos atrevemos a creer que todavía vivimos en un mundo donde TODO ES POSIBLE.  

Hasta la próxima! 




Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…