Ir al contenido principal

Sorpresas de la vida

Cada vez que hablo de estos temas, inevitablemente debo recordar mis conversaciones con Eric Carrasco.

- Dejemos que la vida nos sorprenda! 

Así suele decir cada vez que se me sale la "control freak" interior y empiezo a cuadrar un futuro que no conozco. Insistimos en organizar la vida con la precisión con que se mata una cucaracha voladora (si usted lo ha intentado, sabe que se necesita un movimiento rápido y preciso). Moldear conductas, preparar eventos, imaginar hasta los diálogos que vamos a tener con las personas a fin de que todo salga como hemos previsto, dando por sentado que todo saldrá bien y abrazándonos al falso positivismos de un coach quebrado en busca de borregos que paguen sus cuentas. 

Se nos olvida que nuestra perspectiva es corta y que, a veces, lo mejor que nos puede pasar es que no se cumplan nuestros planes.  

Cuando hablo de sorpresas de la vida, no me refiero solo a las cosas buenas que nos pasan, sino también a aquellas trampas en las que caemos víctimas de nuestra propia rebeldía, de nuestra ambición, de nuestra prisa. A veces hace falta caerse para darse cuenta que el tiempo invertido en la toma de una decisión no es perdido que, igual que los demás seres vivos, para poder crecer debemos completar ciclos de madurez y que las cosas forzadas, instantáneas o demasiado fáciles nunca han sido buenas. Pero queremos correr sin gatear, graduarnos sin aprender, ser reyes sin pelear por la corona.

He tenido mañanas donde despierto sonriente y satisfecha porque al abrir los ojos me doy cuenta que la realidad es mejor de lo que la había soñado. Requirió trabajo, esfuerzo y sacrificio pero no hubo que fingir ni hacer fingir a nadie, solo ponerme en disposición de vivir una jornada intensiva de nuevas experiencias con un espíritu aventurero que no sabía que tenía, sin un rastro de miedo y con la mente como una esponja para absorber cada día, deseando que mis ojos fueran una cámara fotográfica para capturar cada instante, cada lugar, cada persona que tenía oportunidad de conocer. La bola estaba en mi cancha, era consciente de que no sería eterno y me disfruté todo el proceso. 

Ahora la vida me vuelve a sorprender, esta vez me toca jugar del lado de los "perdedores", y si le buscamos el lado bueno, dicen que cuando pierdes es cuando más aprendes. 
"Los cambios que a veces nos parecen desfavorables, al final, son para bien porque hacen que nos esforcemos más despertando el genio y descubriendo posibilidades más brillantes que antes no habíamos visto". Carlos Singer  
_mbrandm_ on Instagram
Nadie crece en la zona de confort pero, cuánto cuesta salir de allí?! Cuesta horas de sueño, cuesta la tranquilidad que da la seguridad, desaparecen las señales que marcan el mejor camino. Solo quedas tú y un instinto en el que no confías del todo pero que es tu única opción. 

La vida me ha vuelto a sorprender. Esta vez no hay confetis ni fiesta de bienvenida, solo un montón de lecciones con mi nombre en el titular y muchos sueños que parecen haber quedado en stand by. Toca hacer un llamado al ingenio, a la suerte... Ya encontraré la manera de salir, y en una versión mejorada ;) 

Wish me luck! 






Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…