Ir al contenido principal

En shock!

El mundo del activismo está revuelto luego de que un policía asesinara a Tamir Rice un niño afroestadounidense de 12 años que portaba un arma de juguete. Es un hecho indignante, algo que deja mucho qué desear si lo miramos desde la perspectiva racial y, como si lo anterior fuera poco, todo esto ha sucedido en el país de la libertad. Donde los sueños se hacen realidad, lo que no nos especificaron fue... los sueños de quién?

El hecho coincide también con la decisión del gran jurado de no imputar al "policía estrangulador" acusado  de asfixiar hasta morir al afroestadounidense  Eric Garner, todo esto con un vídeo que muestra a Garner gritando varias veces que no puede respirar. 


 Situaciones como estas, por un lado despiertan el odio, rencor y resentimiento guardado por los negros gringos (sentinimentos que, aunque son malos, están más que justificados por un pasado maltratador y asesino). Por otro lado, nos permite ver la anestesia que parecen inyectarle a los latinos que llegan allí y se va desarrollando con el tiempo.

Una de las cosas que, para mi, ha resultado más alarmante fue despertar una mañana y encontrarme con este post en instagram. 

The death of a 12 years old killed by the police for carrying a tou gun hits me personally because I have 3 boys and (the name of her son) is 12. What I learn from this: as a mom we need to teach our kids (specially boys) what is and what is notacceptable public behavior. As a member of society, recent events clearly show that the police need to seriously reeveluate their approach to handle possible crime suspects! Wee need to pray for wisdom #Jesushelpus #Weneedgod #Youngtragedy 

One sugestion for police: be clouse by, but send in robots first to evaluate situations, it cpuld save the life of the suspect, the officer and prevent tragedies like this to happen!

Yo me quedé en shock!!

No iba a escribir sobre esto porque pensé que con las noticias era suficiente era suficiente, pero Cómo quedarme en silencio?  

Por más juguetes educativos que insistimos en meterles hasta por los ojos a los niños, es inevitable que en algún momento toquen o jueguen con un arma de juguete. Es lo que ven en las caricaturas, es lo que los emociona en las películas, es lo que simulan los juegos electrónicos que usted le ha comprado. Les vamos a decir que no jueguen con ellas en la calle como si fuera un crimen, porque los pueden matar por jugar? Señores, personalmente no me gustan las armas de juguetes ni los juegos violentos pero aquí el punto de sospecha, más que el arma, fue el color de piel del niño. Era un niño negro. 

En serio? En pleno siglo XXI, después de tantas cosas que como raza hemos pasado, después de tantos "avances" que hemos experimentado, de verdad tengo que decirle a mi hijo que hay cosas que no podrá hacer el público, no porque sean malas sino porque él es negro y puede verse como algo sospechoso? Estos son los momentos en que no sé si de verdad quiero tener hijos y me entran muchos deseos de que me trague la tierra y me escupa en Narnia.

 Wee need to pray for wisdom  creo que sí, necesitamos mucha sabiduría para salir del letrago mental en que, como grupo, nos encontramos. Y no, los policias no necesitan enviar robots a ver los sospechosos, lo que necesitan es una dosis urgente de sentido común y sacar de sus cabezas muchos prejuicios. Porque su oficio es mantener el orden y proteger a la ciudadanía, a todos por igual.

Lo peor de todo esto, es que la justicia de verdad se ha quedado ciega... 



  

Entradas populares de este blog

La virtud de no encajar

Durante mucho tiempo pensé que lo ideal era ser parte de un grupo, incluir ciertas practicas en mis hábitos como norma de lo socialmente correcto: Bordar, celebrar una linda fiesta a los 15, hacerme novia de un joven valeroso a los "20 y pocos" y formar una familia normalita a los "20 y largos". Pero a medida que fui creciendo y conociendo, mi parecer ante estas cosas fue cambiando... y qué bueno! 
Sorry mommy, I'm not that kind of girl.  "Hay un tipo de persona que no encaja, pero también están aquellas que se resisten a encajar" (en ese segundo grupo me encuentran a mí ;))  Recuerdo con ilusión la primera fiesta de 15 años a la que me dejaron ir (eso si, mi papá me fue a buscar tempranísimo! :s) Era el cumpleaños de una de mis mejores amigas, todavía lo es, y yo estaba emocionada y feliz de verla tan linda y compartir con todo el grupo, ese mismo día me di cuenta que prefería ser invitada que festejada y no dejé a mi mamá organizarme fiesta de cumpl…

Hablemos del respeto

La belleza de hablar, más que pronunciar bien y utilizar palabras rebuscadas, está en honrar con hechos cada palabra que sale de nuestra boca. Hoy hablaré del respeto. La frecuencia con que utilizamos el término y la poca correspondencia que tiene, en algunos casos, con la realidad.   "El respeto es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo. El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única". Wikipedia



Este es de los términos que adornan las paredes de las aulas de educación primaria en el muro donde se escriben los valores. Respeta a tus mayores, a tus profesores, tus superiores.... pero ¿Qué hay del respeto por uno mismo? Nadie puede dar lo que no tiene, si primero no nos respetamos a nosotros mismos lo que vamos a sentir por los demás es miedo, no respeto. 
No le grito a mi madre por miedo al castigo, no…

Goodbye 2017

Que soy suficiente. Que lo mejor es que la vida pase como le de la gana. Que a veces eres tan suertuda que te toca ver cómo se cae de cabeza quien tiró la cáscara para que resbales en la vida. Que estoy felizmente cansada. Que el futuro es retante y me emociona más de lo que me asusta. Que no llega nunca la edad en la que uno por fin entiende lo que en realidad quiere en la vida y al final la opción es acomodarse en la realidad menos jodida (aparecerán seres excesivamente positivos que me dirán que no es así, pero tendré que comprobarlo en carne propia para cambiar de opinión).
Todo eso he aprendido...




Hace cuatro años de la última vez que diciembre me encontró feliz de estar estresada, agradecida de las vueltas que da la vida y con la ilusión de enfrentar expectativas muy altas sin temor a no poder cumplir, no porque me crea super poderosa sino porque sé que puedo salir del fondo si me tocara volver  caer.

No tengo metas, porque lo que mejor me ha funcionado es cuando la vida toma el cur…