Ir al contenido principal

Logros desaliñados

No, no ha leído mal, tampoco es que me haya equivocado. Así de raro como suena, ¡Ese mismo es el título del post! 

Estamos muy acostumbrados a relacionar el éxito con un aspecto físico impecable. "Vístete como una persona de éxito" Seguro habrán leído ese titular en algún artículo de revista en Internet, pero los logros no son la foto en el diario cuando alguien gana un premio, tampoco la rueda de prensa que anuncia una obra ni en retrato con look relax que sale del autor en la contraportada de un libro. Los logros son producto de muchas horas de trabajo, un trabajo que pocas veces tiene lugar para el glamour, el maquillaje y el aspecto impecable. 

En uno de los libros de la hermana de Steve Jobs ella contaba que el genio detrás de Apple a veces se encerraba tanto en su trabajo que se le  pasaban días sin siquiera tener tiempo para el aseo (por declaraciones como estas estuvieron un tiempo sin hablarse), sin embargo todos quedábamos deslumbrados por su impecable sencillez en los lanzamientos de nuevos productos. Sencillo, pero nunca desaliñado. 


El caso de los escritores no es distinto. No hay nada mas frustrante y agotador que perseguir la musa. Tienes una gran historia, has avanzado unas cuantas páginas y de repente te quedas con la mente en blanco. Difícilmente encuentres una escritora buscando inspiración en una tarde de shopping o en un salón de belleza. Poco le importa como tenga el cabello o qué vestido va a usar en el lanzamiento del libro, quiere una historia que se le ha perdido, aunque no se lo haya planteado, está desaliñada y probablemente no se ha dado cuenta. 

Quizás no hay que ir tan lejos para encontrar los ejemplos. Piensa en tus días de universitario y en esos trabajos que tanta satisfacción trajeron a tu vida pero que tanto trabajo te costaron,  seguro te recuerdas con los ojos como dos huevos fritos por falta se sueño y el semblante pálido por el cansancio. A estas alturas ya has entendido el título de esta entrada.  Incluso  en el mundo de la moda los logros son desaliñados y cuando el éxito no viene respaldado por horas de trabajo que irremediablemente sacrifican la pose, es muy probable que tal hazaña sea falsa o que alguien está brillando con el trabajo que ha realizado otro. 

En estos días hablaba con una compañera de trabajo sobre el abandono que tienen algunas mujeres cuando toman las riendas del hogar (no hablo de tomar las riendas del hogar con un ejército de sirvientes, hablo de las que hacen malabares para repartirse entre las tareas del hogar, las tareas como madre, como empleada, como esposa...). generalmente son las más desarregladas en las reuniones del colegio pero con el tiempo notas la diferencia entre el destino de unas y otras, qué fue de sus vidas, qué fue de sus hijos. Si haces este balance, es posible que ya no quieras ser la madre fashion en las reuniones de padres de la escuela.


Si definimos una persona de éxito a alguien que ha tenido un gran logro o muchos logros, has de saber que la verdadera ropa de éxito  muchas veces (porque hay sus excepciones) está lejos de un traje sastre y una postura erguida y que si realmente quieres ser exitoso (no hacer el bulto de alguien que tiene éxito), tendrás que dejar los reflectores para el final. 

;)  




Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…