Ir al contenido principal

Por la magia en mis días

Ya estoy crunchy! Tengo un poco de juventud acumulada  y hoy cumplo 29, que se dicen fácil pero encierran más historias y emociones de las que un poeta pueda manejar para construir historias en prosa.

Cuanta magia! 

Este es uno de los momentos obligatorios que nos hacen ver la vida en retrospectiva, y no puedo sentir otra cosa que no sea dicha y agradecimiento. Pienso en todas las veces que creí tener el futuro en las manos y lo vi escurrirse entre mis dedos, ahora entiendo que no era mi futuro. Pienso en todos los sueños a los que he renunciado porque se estaban convirtiendo en pesadilla, en la pesadilla de pretender vivir una realidad que no existía, que no era mía. 

Esta sociedad nos ha llenado de sesgos, deberes y parámetros que no han hecho otra cosa que hacernos la vida miserable. Miserables por no cumplir lo que nadie ha cumplido (si, así de irónico). Por no llegar donde no se supone que llegaras, porque esa meta no era parte de tu destino o no encajaba con tu potencial y tus cualidades, eras el pez que se exigía a sí mismo subir a un árbol.

Nuestro propósito en la vida es el que es, muchas veces está a años luz del plan maestro que haz diseñado pata ti mismo. Qué difícil se nos hace dejar que la vida pase!

Si cada año tiene una misión, la misión de este año será no forzar el destino, asustarme un poco menos, atreverme un poco más, no intentar conservar el peinado perfecto cuando el viento tiene otros planes para mi look, dejar que la vida pase y seguir sintiendo la magia en mis días. 

Así, como las veces en que he parado en en trayecto a casa solo para escuchar una canción que empezó a sonar en la radio, pero tienes que escucharla con los ojos cerrados para poder sentir la música. Como cuando te sueñas con alguien y al levantarte le escribes o le llamas para decirle lo mucho que lo extrañas o para hacer memoria de los momentos que han compartido juntos. Así he de vivir disfrutando cada minuto de ese camino que un día se acabará, sin pensar demasiado en la meta que puede ser producto de un espejismo manipulado a la medida de un sistema falso y frío en igual medida. 

La vida es lo suficientemente jodida como para que estemos aquí solo por existir, pero es necesario dejar que las cosas ocurran para descubrir nuestra misión.  Algunos se dan cuenta desde el primer instante, yo he tardado 29 años y, sinceramente, a veces no sé en que parte del proceso me encuentro. pero sigo caminando. 

Llegó el momento de convertir en filete mignon el pollo crispy que me han entregado al llegar. Luego veremos qué pasa.

Gracias a todos los que con su presencia, con su amor, con su apoyo y con su compañía hacen que la magia no se apague, que el trayecto sea interesante y divertido, gracias por envolverme desde temprano en letras de afecto e infinitas manifestaciones de cariño. 







Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…