Ir al contenido principal

Paso a paso



"Saltar al vacío no es un acto tan valiente como vivir con el" @farraguista.

Siempre que se habla de saltar a vacío utilizo como ejemplo los cambios que ha sufrido mi vida en términos profesionales en los últimos dos años, el impacto que han tenido en mi persona y los nuevos horizontes que me ha abierto. En cierto modo, soy una experta en lanzarse de cabeza al vacío y, aunque la incertidumbre es horrible, me ha resultado. Pero qué hacer con esos momentos en los que el vacío se torna infinito? El solo hecho de pensar en hacer espacio a la incertidumbre en el apartado eternidad de nuestras vidas nos pone grave. Con el tiempo he ido entendiendo que, si queremos crecer, no nos queda de otra.




A veces me gustaría que me llamaran y me dijeran que soy la heredera del alguna fortuna, o que en algún lugar hay un boleto ganador del premio gordo de la lotería con mi nombre. Luego veo las actitudes y la falta de "de todo" de esas personas que se hacen "ricas" de golpe y... no es lo que quiero para mi. A pesar de que nos formaron con la idea de que llegaría un momento en nuestras vidas en que nos sentiríamos realizados y dormiríamos en los brazos de la estabilidad, nos ha tocado una realidad donde esa historia es solo una utopía en la que todavía algunos creen y si queremos algo de calidad de vida hay que estar en disposición de conquistar el mundo paso a paso.

Hay que soñar, definir lo que queremos, desengañarse con la realidad y luego elegir. Este proceso aplica para  familia, trabajo, amor y cualquier aspecto de la vida que seleccione. Hay que estar dispuestos a aprender en empleos mediocres lo que no debemos hacer cuando seamos jefes, este es el equivalente a besar varios sapos antes de encontrar al príncipe. Un proceso que implica aprender a salir de lo que no te conviene y lanzarse al vacío tantas veces como sea necesario, llega un momento en que solo sientes el viento  fuerte rozar tu cara, la adrenalina corriendo tu cuerpo y la incertidumbre como única visión de futuro. En este punto "para siempre" deja de ser una fase a la que llegamos, se convierte en un esfuerzo que hemos elegido hacer por mantener algo o a alguien cerca. Un esfuerzo en el que somos felices haciendo feliz, donde muchas veces nos quebraremos y esa vulnerabilidad nos hará conocer las verdaderas intenciones de la gente alrededor.

Algunos se conforman. Con el trabajo, con la casa, con la pareja que solo es pareja porque comparten un techo... y consiguen "estabilidad", hasta que un buen día también se le cae por la mitad el futuro y su historia se resume en repetir el mismo día cada vez que amanece. Sin vacíos excitantes, sin deseos de dar un solo paso.

Yo también me he molestado con el destino (infinitas veces), he suspirado casi desesperanzada cuando veo la cantidad de pasos que faltan para llegar conde quiero y lo mucho que me han costado los pequeños avances que he podido hacer en el camino, me aterra no saber lo que va a suceder y ser consciente de que puede ser tan bueno como malo pero estoy dispuesta a seguir saltando, a golpearme cuando sea necesario, a conquistar el mundo con cada pequeño paso.  Tal vez llegue el momento en que me siente en una góndola del gran canal de Venecia a reírme de lo que hoy me preocupa o quizás allí estaré embarcada en una nueva aventura lo suficientemente intensa como para no recordar lo de hoy.

En cualquier caso, será paso a paso ;)

Entradas populares de este blog

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

30 +1

Hay dos oportunidades en las que suelo pasar revista a la vida; cuando termina el año calendario y en mi fecha de nacimiento. Llegó febrero 28! Pasaré  raya a lo vivido y veamos qué tal han sido los resultados ;)
Tengo sueños sin cumplir, he tomado malas decisiones, en algunos aspectos me siento estancada y ya me molesta menos la incertidumbre laboral que asocio tanto con caminar en arenas movedizas. Según pasan los días me empiezo a dar cuenta de que el destino me ha hecho un favor al no dejarme cumplir algunos sueños, mis malas decisiones han terminado convirtiéndose en  una valiosa fuente de aprendizaje, mi incertidumbre laboral me ha ayudado a entender el devenir de la vida, a celebrar el cambio y abrazar la esperanza.
El punto es que uno llega a entender que no hacen falta los efectos especiales que generalmente están en nuestros sueños para llegar a una realidad en la que seamos felices con todo y las carencias que la sociedad y el capitalismo nos dice que tenemos. No quiero o…