Ir al contenido principal

Los 30 de Fiores (Mezcle horror, sorpresa, resignación y alegría)!

Completamos las tres décadas y he de decir que mi vida ha sido una hermosa canción, a veces de notas altas y estremecedoras como la voz de Whitney Houston o tonos fuertes como los de Jennifer Hudson, otros días la melancolía de Adele me recuerda historias que no he podido enterrar, pero las cuerdas de guitarra que se escuchan de fondo en las mas lindas canciones de Juan Luis Guerra acarician mi alma como muestra de que todavía hay esperanza.
El viaje se va tornando interesante, cada día el futuro es  más impredecible y poco a poco me voy adaptando a la realidad de que nada es seguro. A veces me asusto y/o me desespero un poco, pero he llegado a entender que lo único que realmente nos pertenece es lo que vivimos en el día a día y estoy tratando de aprovecharlo y atesorarlo en su justa medida.
Dios ha sido, y es, bueno. En los últimos 5 años he visto su amor actuar sobre mí como nunca imaginé, llevándome por caminos que no había considerado, rutas en las que me sigo tropezando, pero avanzando. He cometido errores, muchos y en muchos aspectos. Pero las lecciones que  he aprendido de ellos hacen que no me arrepientan de ninguno ¡muy al contrario! Todos han sido muy necesarios y determinantes en la formación de mi carácter, en la definición de mis creencias, en la selección de las experiencias que he podido elegir, porque otras me han elegido a mí.
Amigos de todos estos años (porque ya se van haciendo muchos, lo sé): gracias por brillar como el sol en mi corazón por la eternidad, por permitirme acompañarles en la aventura de vivir, por creer en mí y por recordarme mis fortalezas cuando la realidad me golpea tan fuerte que hace que se me olviden. Ustedes saben quiénes son, saben lo que han representado y representan para mí. Gracias, mil gracias!  
Termina una década de experiencias buenas y de lecciones necesarias, por respeto a las personas que viven tragedias reales en sus vidas, no me atrevo a decir que mis dificultades han sido malas experiencias. Una década de salir de la isla, de vivir un sueño de 10 días mejor de los que las noches me pudieran regalar, una década de conocer un poquito el mundo y de empezar a conocerme a mí (porque eso de conocerse a uno mismo solo terminan con el último aliento).  Una década en la que empecé a quererme  y en la que estoy trabajando en dejar que me quieran.
Para algunas cosas ya se me empieza a ir el tren, para otras el viaje a penas inicia.  No le queda a uno más opción que hacer lo que puede con los medios que tiene y no dejar que la ansiedad se coma la realidad o que la pena de lo que no pudo ser le robe la magia a los días. Porque la vida sigue siendo un milagro, porque siguen apareciendo personas que con su presencia completan mi paraíso personal y porque la serendipia nos puede volver a salvar la vida.
Bienvenidos sean los Ta’ y todo lo que quieran traer con ellos ;)



Agrego nuevas páginas al libro con la única esperanza de escribir una historia que valga la pena contar, cuyo recuerdo no lastime. O una melodía que reviva todas las emociones (TODAS!)
It’s time to celebrate!

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…