Ir al contenido principal

Un capítulo necesario

Hay capítulos de la vida que no se pueden catalogar como buenos o malos, digamos que son capítulos necesarios porque aportan experiencias  para continuar escribiendo la historia. 


Vibrantes estatus en facebook han servido para celebrar mis éxitos, en largos posts he llorado las penas de mis fracasos, pero poco se ha dicho de esos momentos intermedios, que son mayoría, en donde realmente hacemos el trabajo, como si no fueran páginas importantes del cuento. Digamos que ahora me toca vivir uno de esos capítulos necesarios y he decidido compartirlo con ustedes porque también es importante. 

Generalmente uno recuerda el primer empleo, que representa la entrada a la vida adulta, y el más reciente, o más exitoso, porque es donde de alguna manera cosechas el fruto de toda tu experiencia.  Hoy nos vamos a colocar a mitad de la balanza para resaltar la importancia de los días, trabajos y hasta los amores que aparentemente "no pintan nada". 

Aunque en el primer tweet del día hacemos el intento de que cada letra sea una dosis de buena vibra concentrada, a veces el día nos pasa sin más ni más. Intentamos cosas que no funcionan, repetimos la misma rutina del día anterior, a veces Murphy interfiere y simplemente nada sale. Son justamente esos días nuestra prueba de ensayo y error, los que perfeccionan nuestras actividades a través de la repetición, los que verdaderamente nos definen porque actuamos sin grandes pretensiones.

¿Qué decir esos empleos que están entre el primer trabajo y el  Dream Job?  Esos que solo recordamos al elaborar el Curriculum Vitae para hacer más grande el apartado referente a la experiencia, donde aprendemos todo lo que exhibimos cuando por fin aparece la oportunidad soñada, los que no te hicieron sentir especialmente emocionad@ cuando los conseguiste, pero que se convierten en las materias básicas de la vida que te pulen como profesional y como persona. Si, entiendo que a veces esos trabajos son recuerdos de momentos en que nos subempleamos, donde las labores eran más que el salario, responsables de días infinitos que pesaban más que la cruz de cristo. Pero sin esos días, quizás no hubieras reconocido la verdadera oportunidad cuando se presentó, así que, celebremos también por ellos. 

Los amores que "no pintan nada".... hace unos años los denominé Amores Capítulo y como en aquella ocasión, vuelvo a citar a Arjona para definirlos "Si el pasado te enseñó a besar así, bendito sea el que estuvo antes de mi". Independientemente de lo corto que haya sido, siempre queda un recuerdo, lecciones y a veces hasta buenos amigos ;) 

No importa en qué sentido se haya escrito este capítulo necesario, son tan importantes, que la buena o mala administración de los mismos determina nuestro futuro. Esas páginas que no causan revuelo, pero que te preparan para escribir las historias exitosas. Son como la arena en el la playa, en unidad parece un insignificante grano de arena pero cuando se suma  al resto, hace un hermoso paisaje.


¡Hasta la próxima! 





Entradas populares de este blog

La virtud de no encajar

Durante mucho tiempo pensé que lo ideal era ser parte de un grupo, incluir ciertas practicas en mis hábitos como norma de lo socialmente correcto: Bordar, celebrar una linda fiesta a los 15, hacerme novia de un joven valeroso a los "20 y pocos" y formar una familia normalita a los "20 y largos". Pero a medida que fui creciendo y conociendo, mi parecer ante estas cosas fue cambiando... y qué bueno! 
Sorry mommy, I'm not that kind of girl.  "Hay un tipo de persona que no encaja, pero también están aquellas que se resisten a encajar" (en ese segundo grupo me encuentran a mí ;))  Recuerdo con ilusión la primera fiesta de 15 años a la que me dejaron ir (eso si, mi papá me fue a buscar tempranísimo! :s) Era el cumpleaños de una de mis mejores amigas, todavía lo es, y yo estaba emocionada y feliz de verla tan linda y compartir con todo el grupo, ese mismo día me di cuenta que prefería ser invitada que festejada y no dejé a mi mamá organizarme fiesta de cumpl…

Hablemos del respeto

La belleza de hablar, más que pronunciar bien y utilizar palabras rebuscadas, está en honrar con hechos cada palabra que sale de nuestra boca. Hoy hablaré del respeto. La frecuencia con que utilizamos el término y la poca correspondencia que tiene, en algunos casos, con la realidad.   "El respeto es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo. El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única". Wikipedia



Este es de los términos que adornan las paredes de las aulas de educación primaria en el muro donde se escriben los valores. Respeta a tus mayores, a tus profesores, tus superiores.... pero ¿Qué hay del respeto por uno mismo? Nadie puede dar lo que no tiene, si primero no nos respetamos a nosotros mismos lo que vamos a sentir por los demás es miedo, no respeto. 
No le grito a mi madre por miedo al castigo, no…

Goodbye 2017

Que soy suficiente. Que lo mejor es que la vida pase como le de la gana. Que a veces eres tan suertuda que te toca ver cómo se cae de cabeza quien tiró la cáscara para que resbales en la vida. Que estoy felizmente cansada. Que el futuro es retante y me emociona más de lo que me asusta. Que no llega nunca la edad en la que uno por fin entiende lo que en realidad quiere en la vida y al final la opción es acomodarse en la realidad menos jodida (aparecerán seres excesivamente positivos que me dirán que no es así, pero tendré que comprobarlo en carne propia para cambiar de opinión).
Todo eso he aprendido...




Hace cuatro años de la última vez que diciembre me encontró feliz de estar estresada, agradecida de las vueltas que da la vida y con la ilusión de enfrentar expectativas muy altas sin temor a no poder cumplir, no porque me crea super poderosa sino porque sé que puedo salir del fondo si me tocara volver  caer.

No tengo metas, porque lo que mejor me ha funcionado es cuando la vida toma el cur…