Ir al contenido principal

De regreso

Este año va demasiado rápido! Ha estado lleno de revoluciones, de rutinas que de repente parecen matar la inspiración pero, cual hijo pródigo, uno siempre encuentra el camino a casa. El camino al lápiz y el papel, a esos espacios sin prisas donde vivo entre vocales, consonantes y signos de puntuación. 


El verano me enseñó una cara de la vida que, más que algo diferente, ha abierto en mi mente un mundo de posibilidades que nunca siquiera me di el permiso de contemplar, todo pasó tan pronto que fue como ver servido tu chocolate favorito y que después de haber tomado el primer sorbo alguien se haya llevado la taza. Me he quedado con sed, inquieta y en cierto modo me resisto a regresar completamente a lo que fui. 



Este caso no es exclusivo de mi realidad, a muchos nos toca regresar sin querer y renacer de entre las cenizas, viviendo el día a día que dejaste, pero sintiéndote extraña en la rutina. De hecho siempre te habías sentido así, pero ahora sabes el porqué.  Quisieras doblar tus sueños y guardarlos en espacios inertes donde no te pudieran atormentar con su existencia, pero va en contra de la libertad que siempre has defendido, así que toca vivir tu capítulo necesario contando cada minuto que pasa hasta que llega la hora de salir, metida en una jaula de pollos donde tus alas de águila se lastiman por la estrechez del lugar. 

De regreso te tocan lecciones obligadas de humildad, un ejercicio obligatorio de paciencia y el reto de encontrar la manera de cambiar la realidad o enfocarla desde un punto de vista distinto. Llegó la hora de demostrar que nos aprendimos la lección de "think outside the box" mientras vas en busca de las posibilidades que has descubierto. 

Y si en tu camino sientes que hay alguien al lado, esa soy yo...  También voy en busca del lugar donde pueda abrir mis alas sin que choquen con la malla de las jaulas ;) 

Hasta la próxima! 

Entradas populares de este blog

Confesiones públicas: La Caducidad Femenina

Tengo listas de todo! Las canciones que me gustaría que sonaran en la recepción de mi boda, un tablero en Pinterest con modelos del tipo de vestido que me gustaría usar, un filtro imaginario de las personas a las que invitaría y el nombre de mi primera hija, si la llegara a tener en algún momento. Así nos educaron, para que un día diéramos el gran paso, para  que la princesa que celebró los 15 se convierta en reina, para que fuéramos mujeres "completas".
Recuerdo que cuando se acercaban mis 15 le leí un sermón a mi mamá para que ni se le ocurra hacerme la tradicional fiesta de cumpleaños (es posible que ese fuera el fallo :p). Yo quería una computadora, así que cualquier presupuesto que hubiera para celebración tendría un mejor uso en un aparato que me ofrecía la posibilidad de hacer mis propios trabajos y la esperanza de conectarme con el mundo a través de Internet. Dial up señores, se acuerdan del sonidito para conectarse? jajaja! Qué mejor fiesta que esa?!
En febrero 20…

Lo que elegimos ser

Yo iba entrando y ella salía del super mercado, un oficial de seguridad la resguardaba de la llovizna con un gran paraguas mientras la señora del servicio llevaba el carrito de las compras y ella trataba de mantener el equilibrio en el suelo resbaloso del estacionamiento, que ya estaba mojado, con sus finos tacones y vestida como quien va para un coctel de divas recién operadas.
En cuestión de segundos recordé cuando estábamos juntas en el colegio y le dije a la joven que me acompañaba:
- Ves querida, uno se terminan convirtiendo en aquello que elige ser.
Una de las desventajas de vivir y crecer en un pueblo es que muchas veces nos hacemos adultos con visión corta, y el destino de cada uno responde más a limitaciones propias que a una auténtica carencia de oportunidades.
Ella siempre fue diferente, rara, pensábamos nosotros. Usaba estilos de pelo radicales, lo más radical que las monjas permitieran, accesorios de esos que enmarcan la rebeldía de adolescente propia de telenovelas …

Desde cero

Nuestros padres pasan la mitad de nuestra vida rompiéndose la cabeza para enseñarnos a vivir y nosotros pasamos la otra mitad rompiéndonos la cabeza desaprendiendo muchas de esas cosas, para poder vivir. Y este ciclo se repite de generación en generación...

No, el punto de este post no es crucificar a los padres (los maestros tienen también su grado de participación aquí) por lo que han hecho con nosotros, al final, han dado lo que pueden según lo que tienen y lo que consideran que es mejor. Según el lugar de donde vienen, según sus experiencias de vida, según lo que les dieron a ellos mientras crecían. El punto es que su realidad y la nuestra, por muchos factores, es absolutamente distinta (y gracias a Dios por eso).

Una de esas cosas para la que nos programan, y que luego tenemos que borrar del sistema, es que todos nuestros pasos siempre serán hacia adelante, o que debe ser así. Iniciar y continuar, la secuencia es el progreso.  Independientemente de lo que estés haciendo, lo impor…